Puerto Plata: la novia del Atlántico

Puerto Plata: la novia del Atlántico

“Puerto Plata no es una foto, Puerto Plata es una experiencia”.

En el marco de la séptima Feria de Turismo de la hermosa ciudad costera de Puerto Plata, en el norte de la República Dominicana, esto fue parte de la bienvenida que ofreciera el Señor Roberto Casoni, presidente del Clúster Turístico de la ciudad, en la apertura del lucido evento. El Discover Marketplace promueve la modalidad de turismo sostenible y de aventura, congregando a 169 tour-operadores y agencias mayoristas; 56 agencias dominicanas y 80 hoteles y empresas de servicios que se dieron cita en las áreas de exhibición del Centro de Convenciones Puerto Plata. Y esta sección de Destinos de La Nota Latina tuvo el placer de estar invitada.

El viceministro de Gestión de Destinos para la Región Norte, Julio Almonte, en representación del ministro de turismo, Francisco Javier García, informó que “el destino Norte ha recibido en últimos 3 años a unos 3,251,248 visitantes por aire y mar, y proyecta cerrar con 1,200,000, sin contar los 500 mil turistas nacionales. Hasta la fecha han llegado sobre los cinco mil vuelos, 99 cruceros con 468,923 visitantes, que han generado un consumo de aproximadamente US$12 millones”.

Puerto Plata fue el primer destino turístico de la República Dominicana. Está siendo renovado a nivel de oferta hotelera, un nuevo puerto de cruceros y su oferta turística en general.

Historia de Puerto Plata

Hay dos teorías sobre el origen del nombre de la ciudad: se dice que Cristóbal Colón llamó a la montaña, actualmente, Loma Isabel de Torres (en honor a la reina de Castilla que patrocinó los viajes de Colón), “Monte de Plata”, ya que las nubes en su cima la hacían parecer como de plata. La otra, dice que cuando Colón llegó a República Dominicana, bordeó su costa, hasta llegar a la actual bahía de Puerto Plata. El sol se reflejaba en el mar, dando la impresión de que era una mar de monedas de plata. Cualquiera de las dos teorías refleja la belleza de esta región del país. Se fundó formalmente en 1502. Los indios del país eran los Taínos y ellos la llamaban ‘Quisqueya’; de ahí el sonado apodo de ‘Quisqueya la bella’. Ya para la década de los setentas, fue escogida por sus características costeras como un destino turístico, a través de un decreto presidencial. Gracias a ello, se mejoró la infraestructura del centro histórico, el acueducto, se construyó el malecón, se arreglaron calles, se restauró el Fuerte de San Felipe, y se construyó el funicular para subir a la loma Isabel de Torres. La glorieta victoriana que adorna la Plaza de la Independencia se reconstruyó.

¿Qué hacer en Puerto Plata?

Diferente a otros destinos dominicanos, donde fácilmente podrías pasar largos y plácidos días en sus espectaculares hoteles, en Puerto Plata vale la pena salir a explorar la ciudad. Mejor dicho, ¡es obligado! Para una amante de la historia y la arquitectura, como lo es esta servidora, el centro histórico, con sus casas victorianas, son un deleite.

Un teleférico único en el Caribe.

Un excelente día de conocer Puerto Plata puede comenzar subiendo al teleférico. Único en el Caribe (como atracción turística; Santo Domingo cuenta con un teleférico para transporte público), en él se sube a unos 800 metros de altura a la Loma Isabel de Torres. Allí, a los pies de una gigantesca estatua de Cristo Redentor, muy similar a la del famoso Cristo Corcovado de Río de Janeiro, se aprecia una vista panorámica y sobrecogedora de la ciudad y sus alrededores. El área es una reserva natural, hermosa, con un clima ligeramente más fresco, donde puedes visitar el Centro Artesanal. Puedes visitar también una típica casita campestre, ver cómo era la vida en otros tiempos, apreciar la fauna y bella flora del lugar (antiguamente había un jardín botánico aquí, pero ya no está funcionando). El tramo en el teleférico se realiza en 10 minutos y opera diariamente de 8:30 de la mañana a 5 de la tarde. Si estás de suerte -como yo, te recibirán músicos tocando música típica dominicana.

Como les mencionaba, una visita obligatoria es al Centro Histórico de la ciudad. Aquí me llamó mucho la atención la influencia del estilo victoriano en la arquitectura y el diseño. Casitas en el llamado estilo “gingerbread” adornadas con buganvillas de distintos colores y el gazebo restaurado en el Parque Independencia evocan épocas pasadas que uno no puede evitar imaginar como más lindas.

Casitas en el llamado estilo “gingerbread” son típicas del Centro Histórico.

Se destacan las torres blancas de la iglesia de San Felipe, que es la catedral de la ciudad. A pesar de ser una construcción sencilla, la iglesia tiene ese encanto provinciano típico de esta región. Cerca del parque está el Museo del Ámbar, que está albergado en un hermoso edificio de esa clásica arquitectura victoriana, y que contiene algunos de los ejemplares más raros del mundo de esta piedra semipreciosa. El ámbar es la única piedra preciosa y semi-preciosa de origen vegetal, sin contar el diamante que se forma del carbono. La creación dominicana se concreta sobre todo en joyería, con la manufactura de preciosos collares, hechos en diferentes diseños y con ámbar de variados colores (siendo el azul y el color champaña, los más cotizados), maravillosos pendientes y broches con inclusiones fósiles, incrustados en oro y plata, elegantes pulseras y aretes finos. Visita el Museo del Ámbar, localizado en la Calle Duarte #61.

Otra piedra muy cotizada por turistas y locales es larimar. Larimar es una piedra de un color azul claro muy hermoso y también se trabaja joyería con ella. Se dice también que es el chacra de la garganta, por lo tanto, su vibración contribuye a la comunicación clara. Dato curioso: ¿Recuerdan la escena en el clásico de Steven Spielberg, Jurassic Park, con un mosquito congelado? Esa escena fue filmada en el Museo del Ámbar de la ciudad. Toda esta región es también conocida como la Costa del Ámbar. En el centro histórico también verás vibrante arte urbano, restaurantes, tiendas de artesanías, joyería, almacenes de tabaco y artistas.

Para apreciar aún más uno de los productos nacionales de mejor exportación y consumo, puedes visitar el Macorix Rum House o hacer el tour de la Fábrica de Ron Brugal. Brugal es el productor más grande de rones tradicionales dominicanos y podrás disfrutar de una degustación de sus diferentes productos y además comprar rones “premium”. Ron Brugal fue fundado en 1888. No te vayas de República Dominicana sin probar su tradicional y muy conocida, Mamá Juana. Mamá Juana es una bebida realizada con miel, vino dulce, eucalipto, clavo, canela y por supuesto, un buen ron dominicano.

Como destino para aventureros, Puerto Plata cuenta con los 27 Charcos de Damajagua. Los viajeros más osados gozarán de este encuentro con la naturaleza. Realiza una caminata y sube una serie de brillantes cascadas, donde te puedes tirar, nadar, en fin. Este es un parque perfeccionado por la naturaleza misma. Ojo, importante saber nadar para disfrutarlo más.

Ocean World es otro gran atractivo de la ciudad. Siendo el hábitat más grande de delfines construido por el hombre, en Ocean World puedes realizar encuentros con los simpáticos mamíferos acuáticos, además de tiburones, manta rallas, aves exóticas, iguanas, chorreras de agua, selva tropical. Aquí puedes pasarte todo el día.

En la feria también tuve el gusto de conocer a la actual reina del Carnaval de Puerto Plata, y a sus organizadores. Gabriela Esmeralda Villanueva es la Reina del Carnaval 2019 y las festividades se llevarán a cabo en febrero del próximo año. La rueda de prensa que marcará la apertura del carnaval se llevará a cabo el 18 de enero de 2019; el 27 de enero se realizará una parada con diferentes comparsas, en varios barrios de la ciudad, terminando en el Malecón. Luego, todos los domingos de febrero se llevan a cabo festividades y un gran cierre el sábado 9 de marzo, con delegaciones de todo el país, comparsas, premiaciones y grupos musicales, entre otras atracciones.

Uno de sus organizadores, el Sr. Yanco Souffront, me explicó el significado del traje típico del festival, y, además, me dejó probarme uno de los vistosos adornos para la cabeza. Creo que es mejor que le dejen la corona a Gabriela. El Traje Taimáscano representa lo siguiente: desde la cintura a los pies, con las conchas de mar, representa al Dios del Mar, Neptuno, sirenos hijos del dios del Mar, testigo de realidades y aventuras del Mar del Atlántico. La camisa de corte colonizador, con pañoletas en las mangas de diversos colores, representan el vudú africano, diferentes divinidades, luces que forman parte de la identidad individual de cada participante; esto es parte de la cultura afroantillana del Caribe. El manto o capa principesca que cubre la ingenuidad del cuerpo para mantener la pureza de nuestros orígenes se decora con los trazos de la pictografía taína y es un legado que dejaron nuestros antepasados a aborígenes en cuevas y hallazgos. El rostro se cubre con una máscara representando esfinges taínas cemíes o algunas vasijas de barro.

Al igual que en San Juan, Puerto Rico y en Cartagena de Indias, Colombia, Puerto Plata cuenta con su Fuerte San Felipe, o Fortaleza San Felipe, que data de la época de la colonia española y sirvió para proteger a la ciudad de ataques de piratas y corsarios. Tiene un museo plectórico de leyendas y de toda clase de objetos relacionados con la historia de la ciudad.

La costa norte tiene hermosas playas, porque ¿qué sería de unas vacaciones caribeñas sin lindas playas? Las de Puerto Plata son de arena blanca y dorada, con un relajado ambiente que disfrutan tanto turistas como locales. Algunas de las playas más conocidas de la ciudad son Playa Dorada, Playa Cofresí y Playa Maimón, entre otras. En nuestra próxima columna de Destinos les hablaré en mayor detalle de dos localidades de playas preciosas y muy distintas: Sosúa, un paraíso del buceo, y Cabarete, meca del surfing y el kiteboarding.

Puerto Plata cuenta con una extensa y variada oferta de hoteles, desde los all-inclusive que República Dominicana hizo famosos, hasta hoteles “boutique” más pequeños y acogedores.

Gracias a Discover MarketPlace, que cuenta con el patrocinio oficial del Ministerio de Turismo y el patrocinio de Lifestyle Holidays Hotels and Resorts, Banco de Reservas, Blue Jacktar, Banco Popular Dominicano, Brugal, Emotions by Hodelpa, Banco BHD León y Depósito Ferretero, pude disfrutar de las bellezas de Puerto Plata. Y lo he dicho y no me canso de decirlo, el mejor atractivo de República Dominicana, además de su belleza natural, es lo hospitalario que es el dominicano con sus visitantes. Creo que eso es lo que uno se lleva cuando se despide, y siempre queda con ganas de regresar. Y bien dice su slogan publicitario: “República Dominicana: lo tiene todo”.

 

Fotos: María Eugenia Ginés

 

 

Comentarios

comentarios

Categorías: Destinos

Autor

María E. Ginés

María Eugenia Ginés, canceriana, amante de los gatos, los viajes y un buen concierto en vivo. Nacida en San Juan, Puerto Rico, de madre colombiana y padre puertorriqueño, lo que ella considera la combinación perfecta entre Latinoamérica y Caribe. Es madre de un chico de 11 años, y ahora reside en Miami, FL. El haber nacido en una ciudad de más de 500 años la hizo una amante también de la historia y especialmente, de los lugares con historia. Egresada de Comunicaciones de la Universidad del Sagrado Corazón en San Juan, PR, se desempeña como Directora de Estrategia para una agencia de publicidad en Miami. Conocedora de las redes sociales, se considera una “social [media] butterfly”, experta en temas de entretenimiento, cine y televisión; luego de insistencia de amigos y colegas, se decidió a contar sus propias historias en su espacio, “Los Viajes de Ginés”.