¿Por qué la Generación Z tiene poco interés en los vehículos eléctricos?

¿Por qué la Generación Z tiene poco interés en los vehículos eléctricos?

En una nueva encuesta realizada por investigadores de J.D. Power, más de la mitad (54%) de los consumidores estadounidenses entre 18 y 24 años dicen que no considerarían comprar un vehículo eléctrico. Ese es un porcentaje mucho más alto que el 41% que dijo lo mismo en una encuesta de 2017. Y eso que los más jóvenes están más sintonizados con la sostenibilidad y los problemas medioambientales que sus mayores, pero la Generación Z puede no estar en sintonía.

Esta es una mala noticia para los fabricantes de automóviles, que han iniciado un camino para electrificar la mayoría o todos sus nuevos modelos durante la próxima década. En comparación con la encuesta de 2017 en la que el 42% de los consumidores de Generacion Z dijo que consideraría comprar un vehículo híbrido como un Toyota Prius, solo el 21% dijo que consideraría un híbrido.

A los híbridos enchufables como el Prius Prime les fue tan mal: el 18% de los encuestados este año dijeron que considerarían un híbrido enchufable, en comparación con el 28% de hace un año.

Menos de un cuarto (24%) de los consumidores de Gen Z encuestados en 2017 dijeron que considerarían un vehículo completamente eléctrico como el Modelo 3 de Tesla. Ese porcentaje se redujo a solo 13% este año.

Una de las principales preocupaciones de estos jóvenes compradores potenciales es la disponibilidad de estaciones de carga, especialmente en sus hogares. Debido a que muchos de ellos son inquilinos, tienen que depender de sus propietarios para proporcionar estaciones de carga y eso no está sucediendo. Casi dos tercios (64%) de los encuestados nunca han visto una estación de carga en ningún lugar, y mucho menos una en su lugar de residencia.

Además, otra razón de la falta de interés en los vehículos eléctricos, puede ser la falta de exposición a los esfuerzos de comercialización de los fabricantes de automóviles. Los fabricantes colocan sus dólares de comercialización donde esperan un retorno significativo y, al menos hasta la fecha, esos retornos provienen de vehículos que funcionan con gasolina, especialmente camionetas pickup y vehículos deportivos utilitarios. Los consumidores jóvenes no ven la publicidad principalmente porque no hay mucho de eso.

Generacion Z: sus eléctricas preocupaciones

Los altos precios de los automóviles eléctricos en comparación con los vehículos de gasolina también juegan un papel importante. Los consumidores jóvenes a menudo tienen que hacer malabarismos con los pagos de los préstamos estudiantiles, el alquiler, los costos de transporte y una serie de otras demandas en los salarios iniciales, a menudo bajos.

El presupuesto de un anticipo y los pagos mensuales en un vehículo eléctrico de 35,000 dólares llegan bastante lejos en la lista. Pero según dice la gerente de consultoría automotriz global de J.D. Power, Heather Raulerson, esta situación puede cambiar con el tiempo, ya que el aumento de la publicidad, aumentará la concientización que podría llevar a un aumento en las ventas de los vehículos eléctricos.

Y esto podría provocar cambios en la infraestructura no solo en las carreteras, sino también en el lugar donde viven las personas, dando incentivos a los propietarios, por ejemplo, para instalar estaciones de carga para apartamentos, lofts, etc. Es un efecto dominó que debe comenzar en algún lugar para aumentar el número de consumidores que considerarán cualquier forma de vehículo eléctrico.

La industria automotriz está apostando a vehículos eléctricos y tendrá que hacer algo para que los consumidores jóvenes consideren comprar los vehículos que dicen que van a construir en el futuro. Por ahora, J.D. Power no ha hecho un estudio sobre los hispanos y los vehículos eléctricos. Sería algo muy interesante saber qué piensa nuestra comunidad al respecto.

Twitter: @PurosAutosUs

Comentarios

comentarios

Categorías: Autos

Autor

Enrique Kogan

Enrique Kogan comenzó su pasión por los automóviles a los 6 años de edad cuando su padre lo llevaba a ver carreras de autos. Desde entonces no ha existido carrera de cualquier fórmula o país que no vea por televisión o a la que asista personalmente. A los 16 años comenzó a escribir sobre automóviles y en 1982 fundó su primera revista sobre la industria en Estados Unidos, la cual vendió y aún se publica hoy en día. Produjo auto shows y eventos de gran magnitud en el mundo del automóvil. Hoy escribe a diario noticias y reviews semanales de nuevos automóviles para más de 100 publicaciones en Estados Unidos y Latinoamérica.