¿Por qué a los emprendedores latinos les cuesta conseguir financiamiento bancario?

¿Por qué a los emprendedores latinos les cuesta conseguir financiamiento bancario?

Los latinos representan el 18 por ciento de la población de los Estados Unidos. Alcanzaron una población de casi 58 millones en 2016, según el Centro de Investigación Pew.

De acuerdo a Stanford Graduate School of Business de 2018, solo el seis por ciento de todas las empresas eran propiedad de latinos en 1996. Hoy en día, ese número se ha duplicado a casi el 13 por ciento. A pesar de estas cifras, la mayoría de las empresas latinas siguen siendo pequeñas, con el 98 por ciento reportando menos de $ 1 millón en ingresos por año.

¿Por qué a los emprendedores latinos les cuesta conseguir financiamiento bancario?En general, los bancos nacionales financian a las empresas latinas con menos frecuencia que a los empresarios de otros grupos étnicos. De acuerdo con el informe de 2017 del Stanford Graduate School of Business, solo el 12 por ciento de las empresas latinas que emplean a más de una persona recibió préstamos bancarios, en comparación con el 18 por ciento de las firmas de propiedad blanca, el 15 por ciento de las firmas de propiedad asiática y 14 por ciento de empresas de propiedad afroamericana.

Hay algunas razones concretas por las que la mayoría de las empresas de propiedad latina siguen siendo pequeñas. Mary Vázquez, defensora de la comunidad de Point West Credit Union en Portland, Oregón, las puntualiza de esta forma:

Brechas de financiamiento

Solo el 12 por ciento de las firmas latinas recibió préstamos bancarios en comparación con el 18 por ciento de las firmas de propiedad blanca. A menudo, los bancos nacionales no están dispuestos a asumir el riesgo de las empresas más pequeñas. Además, muchos dueños de negocios latinos informan que se sienten no calificados para solicitar un préstamo bancario en un banco nacional. Dependen de su propio capital, amigos, familiares y tarjetas de crédito. Tienden a usar bancos o uniones de crédito, capital de riesgo o inversionistas ángeles como último recurso.

Puntajes crediticios más bajos

Según Biz2Credit, el puntaje crediticio promedio para los empresarios latinos es inferior a 600, un puntaje crediticio más bajo que el requerido por muchos bancos.

Falta de conocimiento de las diferentes fuentes de financiamiento disponibles

Muchos latinos tienden a resistirse a buscar financiamiento externo, incluido el capital de riesgo o los inversores ángeles. La Administración de Pequeños Negocios del gobierno de los EE. UU. garantiza los préstamos, pero los empresarios latinos acceden a éstos a tasas más bajas que los préstamos de los bancos nacionales.

Falta de identificación tradicional

Los bancos a menudo no ofrecen productos o servicios a personas con Números de identificación de contribuyente individual (ITIN), que son números de procesamiento de impuestos emitidos por el Servicio de Impuestos Internos para aquellos que no tienen un número de Seguro Social.

Barreras del idioma

La baja alfabetización y el dominio del inglés entre algunos inmigrantes latinos pueden ser una causa fundamental de que los latinos no accedan a bancos u otras instituciones financieras.

Falta de servicios bancarios

A menudo, los bancos u otras instituciones financieras carecen de servicios para ayudar a los empresarios latinos, incluidos los servicios lingüísticamente apropiados. A los empresarios nacidos en el extranjero también es más probable que se les nieguen préstamos bancarios.

Temor y desconfianza a las instituciones establecidas

Culturalmente, la comunidad y la familia son importantes para este grupo demográfico, y es un salto más fácil para muchos latinos pedir prestado a familiares o amigos antes de acercarse a las instituciones financieras para obtener financiamiento.

Valor de garantía bajo

Los bancos y otras instituciones financieras no se atreven a otorgar dinero a nadie sin bienes inmuebles, inventario de negocios, ahorros en efectivo o depósitos u otros tipos de garantía. Los inmigrantes nuevos en Estados Unidos generalmente carecen de suficiente garantía para calificar a préstamos.

¿Qué hacer?

Las soluciones a muchas de estas barreras financieras comienzan con una educación financiera accesible. “Necesitan encontrar un consejero que pueda ayudarlos con cualquiera de sus preguntas sin que se sientan rechazados o molestos para esas instituciones”, dice Vázquez sobre los latinos en su comunidad de Portland. En 2007, Vázquez era la única cajera de habla hispana en Point West. Hoy en día, casi la mitad del personal de Point West es bilingüe y bicultural.

Ella recuerda a una clienta, Sara Rodríguez, quien se sintió cómoda con Vázquez debido a su habilidad para hablar español.

Vázquez sugirió que Rodríguez abriera un negocio con la ayuda de la cooperativa de crédito. Una ama de casa con cuatro hijos, Rodríguez no tenía crédito ni número de Seguro Social. Ella tenía un ITIN, así que Point West le otorgó a Rodríguez un préstamo de $ 500 para pagar los permisos y los ingredientes para comenzar su carrito de tamales: los Tamales de Sara. Con el tiempo, Rodríguez recibió dos microcréditos adicionales de Point West. Vázquez señala la historia de Rodríguez como una victoria y dice que otras cooperativas de crédito deberían seguir su ejemplo.

FUENTE: bankrate.com

Fotos: pexels.com



		
						
								
Categorías: Mundo Empresarial

Autor

Redacción La Nota Latina

Informaciones, artículos de opinión y noticias escritas por periodistas, blogueros y colaboradores de esta revista digital. La Nota Latina no se hace responsable de la redacción, conceptos y opiniones emitidos en el contenido informativo.

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.