Conociendo Peru: Paracas, una experiencia que nutre los sentidos

Conociendo Peru: Paracas, una experiencia que nutre los sentidos

 

Comenzamos por decirte que es una ciudad de la costa oeste de Perú, ubicada en Pisco, para ser exactos en el Departamento de Ica. Esta pequeña ciudad brinda una gran diversidad gastronómica y hotelera, lo mejor de ello es que se ajusta a diferentes bolsillos.

Mi viaje a Paracas fue familiar. Optamos por alquilar un departamento amoblado con todas las comodidades en el condominio Nueva Paracas. Ideal para familias grandes. Dentro de la urbanización también hay casas unifamiliares que se alquilan. Nosotros como amantes de la naturaleza preferimos la vista al mar, pues la disposición de los edificios está perfectamente dispuesta de manera que todos los balcones dan al Pacífico. El concepto del condominio es de Casa Club, con canchas de tenis,  piscina, área de WIFI con mesas de pool y tenis de mesa, restaurant y por supuesto playa privada. Los pequeños pueden disfrutar de todas las áreas con seguridad las 24 horas.

Conociendo Peru: Paracas, una experiencia que nutre los sentidos

Reserva natural en Paracas.

Pero si tú eres de los que prefiere complejos hoteleros con todo incluido, en Paracas consigues desde hoteles 5 estrellas hasta posadas. Los precios varían según las temporadas. En los meses de diciembre a marzo la tarifa se eleva un poco pues es temporada de vacaciones escolares, y la familia peruana suele hacer turismo a estos sectores, con precios que van de $40 hasta $200. Recuerda que es temporada de verano y el clima es de desierto, días cálidos y noches frías. Uno de los alojamientos que más me llamó la atención, fue un complejo de trailers o casas rodantes que se encuentran justo en la entrada de la Av. Principal, con un estilo hippie.

¿Qué puedes hacer en Paracas?

Te cuento que como en muchas ciudades de la cultura Inca, la riqueza arqueológica y natural es inmensa, pero también hay oportunidad de realizar deportes extremos.

Visita obligada: Isla Ballesta. En esta excursión que se realiza en embarcaciones con capacidad para 15 personas, que salen del Puerto El Chaco, te recomendamos que utilices protector solar y un abrigo para cubrirte del viento, pues el clima es cambiante. El recorrido es de aproximadamente una hora y media hasta la isla. Antes de llegar puedes ver las imponentes dunas del desierto.

La más atractiva de ellas es la conocida como El Candelabro; allí harás una pequeña parada donde el guía te explicará la forma de las líneas en la arena y podrás apreciar  su forma de candelabro. Quienes hemos tenido la oportunidad de pasar horas en el desierto, en mi caso en mi natal Venezuela, en los Médanos de Coro, sabemos que la brisa puede trasladar en tan solo minutos una duna a otro lugar y que las marcas que se hacen en la arena se desvanecen en tan solo un abrir y cerrar de ojos: estas marcas están durante todo tu recorrido de ida y de regreso. Algo a lo que solo la naturaleza puede dar explicación.

Conociendo Peru: Paracas, una experiencia que nutre los sentidos

El famoso Candelabro es un geoglifo ubicado en la costa norte de la península de Paracas.

Luego de esta escena sacada de los Expedientes X, pasarás a avistar a los leones marinos, los consentidos de los visitantes, con su peculiar forma de trepar por los peñascos y el sonido que emiten. Ellos conviven en perfecta armonía con la variedad de aves migratorias que pasan por la isla. Si tienes suerte, puede que observes a uno que otro pingüino. Las formaciones rocosas son una muestra de que la naturaleza es sabia, tanto así que, dependiendo de la ubicación de la lancha frente a ellas, puedes encontrar formas singulares, en especial la llamada “Cara de Cristo”. Te invitamos a descubrirla en este paseo que se hace en media mañana.

Conociendo Peru: Paracas, una experiencia que nutre los sentidos

Otro de los atractivos de Paracas es la Reserva, un parque del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado Peruano. Es la única área marítima protegida del Perú. Aquí viven lobos marinos, pingüinos de Humboldt, delfines, flamencos y otras aves. No puedes perderte su vista aérea desde el mirador.

Conociendo Peru: Paracas, una experiencia que nutre los sentidos

Entre el desierto de la Reserva Nacional de Paracas y el mar, está la denominada “playa roja”.

Dónde comer

Conociendo Peru: Paracas, una experiencia que nutre los sentidos

Pukasoncco Arte y Restaurante.

Puedes comer a tus anchas en cualquiera de los lugares de expendio de comida del lugar, además de los restaurantes de hoteles y particulares. Mi mejor experiencia fue en Pukasoncco Arte y Restaurante. Un espacio en el que, como dice su nombre, convergen el arte culinario con el arte de la bisutería y las artes plásticas. Su dueño es un limeño llamado Sansón que vivió de su arte – pintar cuadros y elaborar piezas únicas de bisutería – por muchos años y un día se vio en la necesidad de incorporar el negocio de la cocina.

Comida al momento tiene una carta pequeña pero exclusiva. Lo mejor de todo es que puedes escoger las piezas que te van a cocinar. Es un pequeño restaurante con capacidad para unas quince personas. En mi primera visita comí Ceviche y Arroz Chaufa de Pollo: 100% recomendables. En la segunda visita me decidí por una milanesa de pollo en salsa de maní que estaba muy buena.

Si eres de los que prefiere la pizza o ensaladas, Il Covo es una buena selección. Las pizzas son a la leña y con ingredientes de primera y las ensaladas en buena proporción y súper frescas.

Para endulzar el paladar, no puedes dejar de comprar chocotejas en cualquier kiosco o almacén; es un delicioso dulce típico de la región de Ica que puede presentarse con distintos rellenos: pecanas, coco, membrillo, higo, manjar, pasas, entre otros frutos secos.

Si dentro de tus planes está viajar a Perú, apunta en tu bitácora pasar unos días en Paracas para hacer contacto con la naturaleza y vivir una experiencia que nutre tus cinco sentidos.

 

Por Iris González

 

Comentarios

comentarios

Categorías: Destinos

Autor

Redacción La Nota Latina

Informaciones, artículos de opinión y noticias escritas por periodistas, blogueros y colaboradores de esta revista digital. La Nota Latina no se hace responsable de la redacción, conceptos y opiniones emitidos en el contenido informativo.