María Zamparelli: “El concurso Cuéntale tu Cuento a La Nota Latina permite canalizar nostalgias”

María Zamparelli: “El concurso Cuéntale tu Cuento a La Nota Latina permite canalizar nostalgias”

Maria ZamparelliMaría Zamparelli, es una escritora de origen puertorriqueño, que tiene una amplia trayectoria profesional  que incluye una Maestría en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón y recibió la Medalla Pórtico por su promedio. Obtuvo el primer premio en el Octavo Campeonato Mundial del Cuento Oral Corto en su edición de 2013 por su obra De cómo Xu Wei descubrió el papel y se arrepintió y en el 2014 recibió el Premio Novela 2014 de PEN de Puerto Rico por su novela histórica Brevísima y verdadera historia del Almirante y su primer viaje.  Estos reconocimientos le hicieron merecedora para ser seleccionada como jefe de la Comisión de Jurados de la segunda edición del Concurso Cuéntale tu Cuento a la Nota Latina, experiencia que califica de “enriquecedora, excelente, placentera y maravillosa” por la calidad de los cuentos o relatos recibidos este año.

María Zamparelli, además,  enseña el arte de escribir en talleres, así que no fue difícil iniciar con el resto del jurado que incluye a la también escritora  Nancy Dehps un trabajo acucioso de clasificación que primero la llevó a seleccionar la treinta, luego 15, diez y finalmente seis. “Vencimos el tiempo porque estamos acostumbrados a leer. Fue una experiencia muy buena y  para nada  frustrante  porque muchas veces  nos topamos  con premios desiertos o la participación muy pobre y aquí la participación fue excelente con  buenas lecturas e interacciones. Descartamos lo que no se ajustaban a las bases del concurso y los que tenía problemas de sintaxis, pero en general la calidad es extraordinaria”.

–Después de haberse leído 30 cuentos, ¿Cuál es su experiencia?

— Observo que hay una gran inquietud en las personas que escribieron sobre sus raíces, sobre los conflictos que pueden tener en su nuevo entorno cultural, como sus costumbres pueden chocar y cómo pueden ellos entenderlas y asimilarlas en el medio en que están. También noté una inquietud muy grande por recobrar las experiencias originales de su país o su cultura y canalizar sus nostalgias a través de algo tan productivo como es escribir un cuento o relato.

¿Cuál es su mensaje para los que no clasificaron?

 Que tienen  que seguir escribiendo. Que no dejen de tomar talleres de escritura, literatura, lectura  o lo que sea, porque el escritor no sólo se alimenta de lo que lee y escribe sino de lo que aprende, pues no sabemos cuándo  necesitamos un dato para darle credibilidad a un cuento a una novela. El escritor se  alimenta de escribir, leer y tomar talleres, porque en esos espacios reciben críticas constructivas que lo ayudarán a ser mejores.

Zamparelli  nunca ha dejado de estudiar y participar en concursos. Una experiencia significativa fue que en el año 2010 participó con su cuento ‘Bonsai’ en el Quinto Campeonato Mundial de Cuento Corto de la Universidad de Sagrado Corazón y  obtuvo mención honorífica, sin embargo, su persistencia  y no desviar su objetivo la llevo en el año 2013 a ganar  el Octavo Campeonato Mundial del Cuento Oral Corto por su obra De cómo Xu Wei descubrió el papel y se arrepintió.   “Era muy optimista pensando que mi cuento  debía ganar, pero participaban muchísimas personas. Fue un gran logro, superé obstáculos y retos porque pude lograr escribir en una página, a dos espacios, un cuento con un efecto fuerte e impactante”.

Aunque aclara que puede resultar un cliché, Maria Zamparelli  escribió su primer cuento cuanto tenía 9 años, incluso, con ilustraciones y desde ese momento decidió que su vida estaba vinculada con la escritura. “Es cuestión de decidir lo que quieres hacer, no importa la edad sino el compromiso de querer hacerlo y no parar. Esa es mi invitación a todas  las personas que participaron en este concurso, que sigan adelante.”

Marybel Torres

@marislatorres

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.