María Margarita Borrero: “Con mi escritura busco retratar el amor, la compasión y la solidaridad”

María Margarita Borrero: “Con mi escritura busco retratar el amor, la compasión y la solidaridad”

Hay cuentos que nos acercan a escenas cotidianas en las que el talento del escritor se hace patente al transformarlas en historias que nos llegan al corazón. Es justamente el caso del cuento “El Ratón Pérez” de la escritora María Margarita Borrero Blanco, quien obtuvo el primer premio de la quinta edición de nuestro concurso “Cuéntale tu Cuento a La Nota Latina” 2018.

Escribir es su pasión y lo hace desde que tiene uso de memoria. Comenzó con poemas en el colegio y luego pasó a los relatos, que es lo que más le gusta. Nacida en Barranquilla, Colombia, Margarita Borrero Blanco es escritora, periodista y docente. Es doctora en Literatura Europea por la Universidad Autónoma de Madrid y licenciada en Periodismo por la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Además, tiene una especialización en documentales históricos por la Universidad Complutense de Madrid. Su trayectoria profesional incluye el trabajo como periodista bilingüe, correctora, escritora y docente en distintos países: Colombia, Estados Unidos, España e Irlanda. En la actualidad reside en el estado de la Florida.

María Margarita Borrero: "Con mi escritura busco retratar el amor, la compasión y la solidaridad"

María Margarita Borrero recibiendo su premio del primer lugar del certamen literario “Cuéntale tu Cuento a La Nota Latina” 2018.

–¿Cómo llegas a escribir El Ratón Pérez?

–Está inspirada en hechos reales. La misma amiga que me habló de este concurso me contó hace años la historia de una mujer que se mudó de Venezuela a Estados Unidos con su hija, quien entonces tendría seis o siete años. Cuando a la niña se le cayó el diente dijo a su madre que esperaba que el hada de los dientes le pagara en dólares, como a sus nuevos compañeritos de colegio. Entonces la mamá consultó su bolsillo y su corazón y le habló a su hija del Ratón Pérez. Le dijo que, como ellas eran latinoamericanas, no las visitaría el hada de los dientes porque esa era para los nacidos en Estados Unidos, así que tampoco recibiría dólares. En cambio la visitaría el famoso Ratón Pérez y le dejaría el pago en bolívares. La niña de todas maneras estaba feliz. Esa anécdota me pareció –adorable y no se me salía de la cabeza, así que la usé para este relato.

–¿Qué buscas transmitir con tu cuento El Ratón Pérez?                   

–El amor y la ternura. Pienso que las madres son muy recursivas, pero las inmigrantes lo son en un mundo que les es ajeno, a veces hostil, y muchas están solas, así que tienen que echar mano de su imaginación. Admiro a esas madres que trabajan a destajo, en lo que sea, incluso si no hablan el idioma. Hacen auténticos milagros para que sus hijos tengan un futuro mejor.

–¿Qué significó para ti lograr el primer premio en nuestro concurso?

–Ha sido un momento muy feliz. Quiero mucho a este cuento porque representa el espíritu de tenacidad de muchas de mis amigas inmigrantes.

–¿Cómo te enteraste de este concurso y cuál es tu apreciación sobre el mismo?

Me habló de él una amiga. Pienso que es un proyecto valioso al que se le nota que está hecho con amor. Además, lo impulsa una invencible fuerza femenina. Seguirá creciendo y le auguro lo mejor. La literatura es un espejo y necesitamos mirarnos en nuestras historias. Hay una enorme fuerza en la identidad y este concurso permite que compartamos experiencias que tenemos en común, que nos hermanan a pesar de que hemos nacido en distintos países.

–¿Qué posibilidades te abrió el concurso “Cuéntale tu Cuento a La Nota Latina?

–Conectarme con una comunidad de personas curiosas, creativas, con ganas de sacar adelante proyectos hermosos. Además, ver el relato publicado junto a los finalistas en una antología. Siento que vendrán otras posibilidades. Esto apenas comienza.

Búsquedas y preferencias

Margarita admite que de niña escribía casi todas las noches en un cuaderno que guardaba debajo de su colchón. El primer autor que la deslumbró fue el irlandés Oscar Wilde. Hubo una historia particular que leyó docenas de veces: El gigante egoísta. Su amor por la lectura vino de su padre, quien era un gran lector y su momento mas ansiado era llegar a la casa y leer. “Por él asocié la lectura y la escritura a la felicidad”, confiesa.

Ahora, ya no esconde sus escritos, sino que escribe en un cómodo espacio donde está el escritorio y junto a este mueble tiene una estantería con sus libros de consulta, en especial los relacionados con teoría literaria: Writing Fiction, de Janet Burroway; Writing Fiction, de Gotham Writers Workshop; Escribir, Manual de técnicas narrativas de Enrique Páez. Además, le acompañan siempre dos pequeñas esculturas: una de Thoth, el dios egipcio de la escritura, y otra de Atenea, la diosa griega de la sabiduría. Su hora de inspiración ha ido cambiando con el tiempo, sin embargo, siente que sus horas mas productivas son las de la mañana.

–¿Qué lees actualmente?                      

–Suelo leer varios libros a la vez. Ahora mismo estoy leyendo Cuentos memorables según Jorge Luis Borges, una antología de los relatos que él consideraba notables; un libro llamado Historia mínima de Colombia, de Jorge Orlando Melo; y otro de ensayos escrito por uno de mis autores favoritos, William Ospina, que se titula De la Habana a la paz.

–¿Cuáles son tus autores favoritos y a quiénes recomendarías?

García Márquez porque es escritor y mago. Marguerite Yourcenar por su sabiduría, la hondura de sus reflexiones y la belleza de sus escritos. Stefan Zweig por la economía del lenguaje y la limpieza de su prosa. William Ospina por su lucidez y su carácter visionario.

–Un libro que te haya marcado o al que cada tanto regresas.

–Cualquiera de García Márquez. Recientemente estuve releyendo La increíble y triste historia de la Cándida Eréndira y de su abuela desalmada. No es su obra más conocida, pero en ella están contenidos todos sus saberes y su mejor narrativa. Es un trabajo magistral y compacto.

–¿Cuál es tu recomendación para los jóvenes que se inician en el mundo de la literatura?

–Que lean de todo y que escriban a diario. También que aprovechen la tecnología para escribir. Un teléfono móvil puede ser tan bueno como una hoja de papel y un lápiz.

Esta escritora se define como “tres cuartas partes de humana y una de extraterrestre”. La mueve el amor, que en definitiva es lo más importante en su vida. El éxito lo asocia a acostarse cada noche a sabiendas que hizo lo mejor que pudo: “tener paz, tiempo para estar con las personas que amo. Tiempo para leer y escribir”. Busca retratar en la escritura lo más urgente en el mundo actual: el amor, la ternura, la compasión y la solidaridad. María Margarita Borrero Blanco es #PoderLatino

 

Comentarios

comentarios

Autor

Anna Müller

Anna Müller es comunicadora social, egresada de la Universidad Central de Venezuela. Su trayectoria profesional abarca medios impresos, comunicación corporativa y marketing digital. Le encantan los libros, el cine y la poesía. Es editora y corresponsal de La Nota Latina en Lima, Perú.