Madres de luz, un poema de Eduardo Escalante

Madres de luz, un poema de Eduardo Escalante

Seamos de la forma que deja,

mitad humana, mitad diosa,

el cuerpo tiene algo que decir,

sabe mejor que eso,

para escuchar el sonido de la vida rebelándose

ante los páramos de pliegues amorfos

o ante los imbéciles espejismos de felicidad,

cosa de belleza no esperando ser comprendida,

una iluminación naranja, si nuestro animal despierta,

para leer el sánscrito de las hormigas en la arena,

boxeamos las abolladuras en la selva alienígena

o las rocas sin rima y sin gracia,

haciendo miel con árboles honestos

a la vista de todos,

clausuramos nuestras miradas

si se trata de una jaula que no podemos mapear,

se cierran las puertas del lado equivocado,

–        de ese lado y de este lado –

llevamos el registro de las pérdidas de atardeceres en nuestros dedos,

soñamos sin enojos, cerrando el abismo de la falsa promesa,

escuchamos las campanas de la sangre,

con la complicidad de las estrellas royendo en la oscuridad,

para comernos este planeta y nos lleve al siguiente,

se enciende todo en llamas con una mano

y se tiende el carbón con la otra,

no hay más dios que la vida.

 

 

Comentarios

comentarios

Autor

Eduardo Escalante

Chileno. Licenciado en Lingüística y Literatura, Universidad de Chile. Magister en Ciencias Sociales, Universidad de Gales, Gran Bretaña. Es escritor e investigador (Universidad Juan Agustín Maza y en la Fundación Universitas, Mendoza, Argentina). Ha publicado diversos artículos científicos en revistas con referato en Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Nicaragua, España, también varios libros sobre investigación y estadística en Chile y Argentina. Ha sido incorporado a los sitios Arte Poética, Proyecto patrimonio cultural, escritores y poetas en español, Letras de Chile que han publicado varios de sus poemas. Ha escrito cientos de poemas inéditos. Revistas de Argentina, Dinamarca, España han publicado algunos de sus poemas. Publicó en Amazon: “Caminando la existencia con la voz”.