La cultura: fuente de motivación para el proceso electoral

La cultura: fuente de motivación para el proceso electoral

La cultura puede ser la clave para que la democracia sea cada vez más sólida y representativa. En los Estados Unidos, donde la población está compuesta de una gran diversidad de identidades, y donde a través del voto es que se eligen a los gobernantes, la representación en el proceso electoral de cada grupo cultural es una voz que levanta a la nación. La cultura que no se manifiesta en votos es una cultura sin voz alguna.

La población hispana en los Estados Unidos es actualmente de unos casi 56 millones; los  hispanos que pueden votar representan un poco más de la mitad de ese número (como 27 millones). En las elecciones presidenciales pasadas solamente unos 12 millones votaron. Lo que indica que todavía más de la mitad de los votantes hispanos no ejercen el derecho a elegir a sus gobernantes.

Los votantes, aunque no crean en los gobernantes postulados, debemos pensar en lo que significa para nuestra herencia que vayamos a VOTAR. Si analizamos este asunto desde el punto de vista cultural, el voto no solamente sirve para elegir a nuestros gobernantes sino que también sirve para expresar nuestros valores. La cultura es nuestro mayor orgullo compartido; el voto es una manera de decir que valemos y existimos. Somos la voz de nuestra gente, salgamos a votar para estas elecciones de la primera semana de noviembre para elegir a la Cámara de Representantes y senadores. Su voto cuenta millones.

#CulturePhiolanthropy www.motoreconomico.com

 

Culture as a Motivation in the Electoral Process and Voter Participation

Culture could be the key to making democracy a more solid system that represents all groups. In the United States, where the population is highly diverse in identities, and where through the vote is how we elect government officials, representation in the electoral process of all cultural group is a voice that speaks for the whole nation. A culture that does not participates  in votes is a culture without a voice.

The Hispanic population in the United States is currently almost 56 million people; Hispanics who can vote represent a little more than half of that number (about 27 million). In the past presidential elections only about 12 million Hispanics voted. Which indicates that still more than half of Hispanic voters do not exercise their right to elect who manages our national wealth.

We the voters, even if we do not believe in the people who are up for election, we must think about what it means for our heritage that we go out and VOTE. If we analyze this issue from a cultural point of view, our vote not only serves to elect the public servants that will represent us, but also serves to express our values. Culture is our shared pride; voting is a way of saying we exist. We are the voice of our people, let’s go out and vote for these elections that take place during the first week of November. We will elect members of the House of Representatives and senators. Your vote counts millions.

 

 

Comentarios

comentarios

Autor

Veronica Herrera

Verónica Herrera es innovadora en filantropía y educadora. A través de su experiencia de más de 20 años diseñando iniciativas culturales en la comunidad, complementada por sus estudios de investigación a nivel de doctorado, Verónica desarrolló una teoría de la motivación conocida como la "Filantropía de Cultura" (#CulturePhilanthropy). Su teoría sostiene que aportando lo positivo de la cultura se puede motivar el aporte filantrópico, el cual servirá de motor para el desarrollo económico. Su misión es educar a todos los niveles sobre el valor de la cultura como herramienta estratégica para el progreso de las comunidades. Verónica se graduó de la Universidad de Tennessee con dos licenciaturas, Idiomas y Psicología. Luego obtuvo su maestría en Pedagogía con especializaciones en Métodos de Investigación y en Literatura. Actualmente se encuentra en la fase final de un doctorado en Pedagogía. En 2016, fue reconocida con el premio Positive Impact Awards 2016 de Hispanicize, en la mención Desarrollo Profesional y luego logró ganar el premio como Personaje del Año 2016 con el apoyo del voto popular. Además, fue ganadora del Chattanooga’s Vote La Paz de Chattanooga Latino Leadership Award 2016 y fue oficialmente proclamada por el consejo de dicha ciudad como inmigrante de valioso aporte a la sociedad americana.