El Eggnog, una bebida clásica navideña

El Eggnog, una bebida clásica navideña

Llega el invierno a Norteamérica y el Eggnog, el ponche de huevo, se convierte en la bebida navideña preferida de los estadounidenses. Conocido también como caspiroleta, deriva de una bebida medieval europea hecha con leche caliente llamada posset.

El Eggnog, un clásico navideñoCuando el invierno llega, un clásico nos hace entrar en calor. Leche, azúcar y huevos conforman el Eggnog. Un toque de licor es la variante para los adultos. Suele servirse caliente durante la Nochebuena y Año Nuevo.

Solía utilizarse para brindar por la buena salud. Aunque la palabra como tal proviene de términos anglicanos antiguos, la bebida surgió en el siglo XVII y fue a principios del siglo XIX cuando se popularizó en Inglaterra y Estados Unidos. Los ingleses suelen llamarla también egg flip.

Los primeros ponches de huevo llevaban whisky, pero luego se hizo popular el ron, bebida mucho más accesible económicamente, proveniente del Caribe. La preparación incluye huevos batidos con azúcar, leche o crema y según el gusto, desde cerveza, vino, ron o brandy. En muchos países de América Latina existen variantes con toques más regionales.

Si se quiere apuntar con una preparación casera, aquí compartimos la receta básica.

Una docena de huevos

Una taza de azúcar

2 litros de leche o crema de leche

También puede usar 1 ½ litro de leche y ¾ de litro de crema de leche

Ron, coñac, brandy, whisky (alguna bebida alcohólica de su preferencia)

Esencia de vainilla

Nuez moscada, canela al gusto

La preparación es la siguiente: se baten las yemas de los huevos con azúcar hasta que quede cremosa. Se continúa batiendo y se le agrega leche y crema de leche lentamente (opcional), añada vainilla si lo desea. Luego se le agrega el alcohol y se envasa. Lleve al refrigerador hasta el momento de servir, y finalmente, rocíe un poco de nuez moscada y canela por encima antes de consumir.

Se toma caliente para entrar más en calor. En el caso de no utilizar licor, puede ser dada a los niños y jóvenes sin problema. Si lo quiere fría, agregue hielo. Hay quienes en vez de usar azúcar y crema de leche, se van por la leche condensada.

Se sirve en taza alta o en copa redonda grande. Utilice jarras resistentes al calor para cuando la sirva caliente. Decore con guindas y no se olvide de las especias.

Fotos Pixabay

Categorías: Fogones

Autor

Marybel Torres

Marybel Torres nació en la Isla de Margarita, Venezuela, lugar al que le profesa un infinito amor. Es periodista egresada de la Universidad Central de Venezuela. Ganó el Premio Nacional de Periodismo por el trabajo literario desarrollado como editora de la revista institucional Ínsula. Su experiencia laboral se centra en medios audiovisuales, corporativos e impresos. Es autora de dos libros: "Historias de Carnaval" y "Altagracia: Apuntes para su Historia". Le apasiona su profesión, ayudar, aprender algo nuevo todos los días y hacer amigos. Disfruta realizar entrevistas de personalidad porque le permite conocer la vida de las personas y luego narrarlas como un cuento. Es una soñadora empedernida y CEO de lanota-latina.com.

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.