Despertando cuando la luna nace del bosque, un poema de Eduardo Escalante

Despertando cuando la luna nace del bosque, un poema de Eduardo Escalante

Los detalles no pasan inadvertidos, dan cuenta de la gratitud. Todo es real. Nada una fantasía sostenida por el diablo. Nada una ilusión tóxica y devastadora de estos tiempos  de Azazel anaranjado.

 

Mi última naranja a los pies del santo.

Apago las luces. No tengo bendiciones.

Digo gracias por el agua

y la madera del árbol.

Digo gracias por la vida

y su misericordia.

Gracias por Spiderman

y el Principito. Gracias por ambos

El fuego y la naranja son primos hermanos.

Inclino mi cabeza

rezo para que mi extrañeza sea santa

No sé si hay una línea directa con Dios.

 

Autor

Eduardo Escalante

Chileno. Licenciado en Lingüística y Literatura, Universidad de Chile. Magister en Ciencias Sociales, Universidad de Gales, Gran Bretaña. Es escritor e investigador (Universidad Juan Agustín Maza y en la Fundación Universitas, Mendoza, Argentina). Ha publicado diversos artículos científicos en revistas con referato en Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Nicaragua, España, también varios libros sobre investigación y estadística en Chile y Argentina. Ha sido incorporado a los sitios Arte Poética, Proyecto patrimonio cultural, escritores y poetas en español, Letras de Chile que han publicado varios de sus poemas. Ha escrito cientos de poemas inéditos. Revistas de Argentina, Dinamarca, España han publicado algunos de sus poemas. Publicó en Amazon: “Caminando la existencia con la voz”.

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.