Aruba: la isla donde somos felices

Aruba: la isla donde somos felices

El verano ha llegado a su fin y con él nuestras vacaciones. Nuestro último recorrido ha sido en la Isla de la Felicidad como se le llama a Aruba debido a su gente amigable y cuya historia es una combinación de razas donde el calipso no deja de sonar en las calles a medida que las recorres y te llenas de su arquitectura holandesa, colorida y armoniosa.

Llegamos al Aeropuerto Reina Beatriz situado a 4 km de la capital Oranjestad, un aeropuerto relativamente pequeño con dos o tres tiendas y una pequeña terraza al aire libre. De camino al hotel, el chofer del shuttle que nos llevaría hasta nuestro apartamento comentó sobre el famoso tour a San Nicolás que es conocida como la capital artística y donde la comunidad del arte se ha dedicado a renovar la ciudad con sus galerías y sus trabajos artesanales que quedan plasmados como parte del atractivo en las paredes de las casas y en la avenida principal, permitiendo que el visitante se sienta atraído a descubrir el diverso patrimonio de la Isla, en donde no solo se habla el papiamento que es la lengua oficial, sino también inglés, español, holandés y alemán.

Aruba: la isla donde somos felices

El pueblo de Aruba le da la visita al turista bajo un sol radiante, arena blanca y un mar de aguas cristalinas, el cual puedes disfrutar en las diferentes playas alrededor de la Isla de manera segura y sin estrés. El primer día después de rentar un jeep recorrimos el centro de Oranjestad ya que nuestro alojamiento en el Aruba Apartment está a escasos minutos de distancia. No te pierdas el Historical Museum Fort Zoutman que se encuentra cerca de la casa de gobierno. Es más bien un pequeño fuerte, una de las construcciones más antiguas de la isla. Hoy es un museo de la historia de Aruba.

Aruba: la isla donde somos felices

Visitamos Saint Franciscus Church, una pequeña iglesia, muy pintoresca. Su historia la hace interesante y es parte del recorrido ya que es una de las primeras construcciones religiosas de Aruba. Ha sido reconstruida y está en la mitad de la nada, rodeada de cactus en un terreno agreste pero la visita vale la pena ya que está en la vía a la Piscina Natural. Al día siguiente hicimos el famoso paseo en bicicleta por el Parque Lineal, el cual está rodeado de árboles, ubicado sobre la línea costera de la isla y te permite conocer lo que Aruba tiene que ofrecer a más de sus hermosas playas. El Parque está dotado con baños, señalización y carril de bicicletas para quienes disfrutan de este deporte.

Como he mencionado, las playas de Aruba son maravillosas, puedes disfrutar de un día de playa: Baby Beach es una de mis recomendaciones, en especial si viajas con pequeños. Además como punto fotográfico en el camino a esta playa, puedes parar en el Anchor, que es un ancla real pintada de rojo que ha sido considerada como el ancla más grande del mundo y fue puesta en ese lugar para conmemorar a todos los marineros.

 

Aruba: la isla donde somos felices

Baby Beach es una famosa laguna al sur de la isla, muy cerca de San Nicolás; aquí puedes practicar el snorkel o nadar libremente sin sentirte amedrentado por los cambios de mareas. Te recomiendo comer en Mama’s Grill, donde sirven platos a base de mariscos o un delicioso BBQ.

Otra de las playas recomendadas es Palm Eagle; particularmente me agrada por los servicios de spa, donde te brindan tratamientos de relajación y belleza. Si quieres disfrutar de un momento a solas te recomiendo hacer una cita en el Indulgence by the Sea. Obviamente, existen otras muchas opciones y todas van de acuerdo al servicio y su precio.

Aruba: la isla donde somos felices

Aruba es una isla donde hay muchos atractivos turísticos: uno de ellos y el más interesante es al que yo llamo el “punto panorámico de Aruba” y es Hooiberg, el segundo cerro más alto de la isla. Desde ahí uno puede disfrutar de la geografía y la vegetación típica. No es fácil subir alrededor de 640 escalones sin agua, así que lleve una cantimplora para hidratarse. Por supuesto que también puede ir a conocer otros parques y atracciones naturales a bordo de un tour local.

Les recomiendo unas vacaciones en la Isla de la Felicidad, no se van a arrepentir.

FOTOS: pixabay.com

 

Comentarios

comentarios

Categorías: Destinos

Autor

Margarita Dager-Uscocovich

Nacida en Guayaquil – Ecuador en 1967.Formé parte del equipo editorial de la revista del Colegio Urdesa High School como editora fundadora . El residir en varios países de Europa y América , me ha dado la oportunidad de enriquecerme de su cultura , esto ha sido una gran referente que me permite tener una visualización diversa y distinta para comunicar sentimientos y emociones a través de mis escritos . He sido colaboradora en algunos Editoriales de Mundo Latino Newspaper en Charlotte, Carolina del Norte, con trabajos de periodismo de opinión y de gastronomía y de salud en el periódico La Noticia, también de la misma ciudad. Ahora inicio otra aventura desde la revista digital La Nota Latina, con sede en Miami.