¿Cuáles son las cataratas más bellas de América?

¿Cuáles son las cataratas más bellas de América?

Si amas la naturaleza y adoras explorar aquí te presentamos las cinco cataratas más maravillosas del continente americano. En toda visita a sus parques nacionales podemos disfrutar de estos saltos de agua que nos cautivan por su impresionante belleza y la potencia de sus caídas. Cuando las visites ¡recuerda cuidar el medio ambiente!

 

 

  1. Entre Argentina y Brasil, Cataratas de Iguazú (Argentina/Brasil)

IguazuSobre el río Iguazú o Iguaçu sobresale el conjunto de cataratas que bordean el límite entre la provincia argentina de Misiones y el estado brasileño de Paraná. Ambos países consideran la zona como protegida a través de Parque Nacional Iguazú en Argentina y  Parque Nacional do Iguaçu en Brasil. Actualmente, forman parte de las siete maravillas naturales del mundo y están constituidas por 275 saltos, el 80 % de ellos se ubican del lado argentino. Un espectáculo aparte es su salto de mayor caudal con 80 metros, conocido como la Garganta del Diablo, el cual se puede disfrutar en toda su majestuosidad desde solo 50 metros y es recomendable avistarlo recorriendo las pasarelas que parten desde Puerto Canoas, al que se llega utilizando el servicio de trenes ecológicos. Por este salto pasa la frontera entre ambos países. Se pueden realizar paseos en lancha bajo los saltos y caminatas por senderos apreciando algunos animales de la selva semitropical. Te recuerdas de Avatar, pues sí! Aquí está ese paisaje maravilloso, único que inspiró las escenas de la famosa película. Estas cataratas se consideran la madre de todas las cataratas del planeta.

  1. Niágara Falls, entre Estados Unidos y Canadá

NiagaraLas cataratas del Niágara, también son un grupo de cascadas situadas sobre el río Niágara en la zona oriental de América del Norte, bordeando frontera entre Estados Unidos y Canadá. A 236 metros sobre nivel del mar, su caída es de 64 metros. Hay tres cataratas: la canadiense Ontario, la estadounidense Nueva York y la más pequeña conocida como Velo de Novia. A pesar de no ser tan altas, destacan por su voluminosidad, por ellas pasa toda el agua de los Grandes Lagos. Desde su descubrimiento, por los colonizadores europeos, se volvieron un foco de atracción por su belleza y fuerza, y actualmente es una fuente de energía y parte de un proyecto de conservación medioambiental. Su nombre significa “trueno de agua”, que deriva de la lengua nativa de los habitantes originarios de la región, los ongiara, una tribu iroquesa llamada los neutrales por los conquistadores franceses, quienes encontraron en ellos ayuda como mediadores de disputas con otras tribus.

Por todo esto y mucho más es hoy por hoy, uno de los lugares mágicos y preferidos de todos para visitar. Sus famosas cortinas de agua y vapor atraen a miles de turistas que apuestan por fotos singulares desde las embarcaciones, donde también se realizan bodas y eventos especiales. Otro escenario de película, favorito de las superproducciones de Hollywood.

 

  1. Una caída sin fin desde Venezuela: Santo Ángel

Salto AngelSi las dos anteriores les resultan de las más populares aquí les traemos la más singular de todas: por su altura y por su localización, es considerada la caída de agua más alta del planeta con sus fantásticos 979 metros de altura, de los cuales 807 metros son de caída ininterrumpida. Su nombre pemón cautiva la imaginación: Kerepakupai Vená significa “salto del lugar más profundo”, que es el Auyantepui localizado en el Parque Nacional Canaima, en el Estado Bolívar, en Venezuela. Desde 1994 ostenta la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Los 30 mil kilómetros cuadrados del Parque Nacional Canaima ocupan una extensión similar al territorio de Bélgica, para que se den una idea. Colinda con Brasil y el Esequibo.

Su nombre Salto Ángel es un homenaje al piloto estadounidense Jimmie Angel que en 1937 corroboró su existencia y ubicación exacta al sobrevolar la caída desde su avioneta y posarse en su cima. Evento que fue noticia mundial. Quienes le visitan no sólo aprecian verlo desde el aire, sino que emprenden la aventura en pequeñas embarcaciones, adentrándose en la selva amazónica, y descubriendo las maravillas de la tierra del pueblo pemón.

 

  1. Una Chorrera desconocida desde Gocta, Perú

goctaLa revelación de la Catarata de Gocta en Perú en el año 2006 sorprendió hasta a los propios peruanos. Y no es para menos, pues está entre las más altas del mundo. Los aldeanos la conocían como La Chorrera. Se encuentra en las cercanías de los caseríos de Cocachimba y Pablo, en el distrito de Valera, provincia de Bongará en el Departamento de Amazonas, al noreste del Perú. En ese mismo valle hay 22 cataratas o chorreras.

La medición topográfica se realizó en el año 2006 por un grupo de exploradores liderados por el alemán Stefan Ziemendorff, quienes determinaron que con sus 540 metros de caída libre es la quinta caída libre de agua más alta del mundo.

Al Salto Ángel le siguen: Kjeragfossen, de 715 metros, en Noruega; Salto Kukenaam, de 674 m en el Estado Bolívar en Venezuela; Cascada del Ventisquero Colgante, con 549 metros en Aisen, Chile y la Catarata Gocta, de 540 m, en la amazonia peruana. Su altura total es de 771 metros.

Actualmente es un hermoso destino turístico digno de incorporar en nuestra lista de viajes y exploraciones. A caballo o caminando por la espesura forestal, se disfruta de un paisaje excepcional.

 

  • Desde Arizona, colorido caribeño en el Gran Cañón del Colorado

 

havatsuLas Cataratas Havasu se encuentran en el Gran Cañón del Colorado, en Arizona, Estados Unidos y es quizás uno de los lugares más impactantes, no tanto por su caída, ni en sus dimensiones, sino por los colores que adquiere el lago tipo piscina, donde los visitantes veraniegos pueden darse un chapuzón de arte puro. ¡Parece que todo el colorido del Caribe se transporta mágicamente al Gran Cañón! Hay que atravesar el sendero a través de un lado de una pequeña meseta para caer en la piscina principal. Las cataratas consisten en un conducto principal que cae sobre un acantilado vertical de 37 metros y debido al alto contenido de minerales del agua, las caídas son siempre cambiantes y a veces se rompen en dos tolvas separadas de agua en una gran piscina.

Evelyn Navas @EcnaproAsesoria


Categorías: BuenVivir

Autor

Evelyn Navas

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Su experiencia se centra en comunicaciones corporativas y manejo estratégico de redes sociales. Actualmente ejerce la dirección de su agencia Ecnapro Asesoría Comunicacional. Ha escrito para diversos medios de comunicación en Venezuela y en el exterior en áreas como gerencia, negocios, música, bienestar y arte. A través de perfiles le gusta indagar en la personalidad de aquel que transforma el mundo con sus acciones y sentimientos. La vida es apasionante y merece ser narrada. Le contactan en @EcnaproAsesoria.

Comentarios

  1. Ruben
    Ruben 15 octubre, 2016, 11:40

    Falto pulhapanzack

    Responder

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.