Washington DC: un destino imprescindible

Washington DC: un destino imprescindible

El verano está a punto de terminar y nosotros hemos decidido viajar hasta Washington DC., no solo por las visitas obligadas que son, como dicen los anglosajones un “must”, sino porque consideramos que es una ciudad de destino imprescindible por sus monumentos icónicos, sus museos, los congresos internacionales, las famosas universidades, los conciertos de música y sus barrios populares, los cuales se destacan por su vida nocturna, otros, por estar rodeados de historia al pie del rio Potomac y también por sus muestras de arte público que ciñen los bistros, bares y tiendas donde la cultura del comercio de la ciudad está disponible en cada esquina, dándole un aire más pintoresco.

Washington DC: un destino imprescindible

El capitolio.

Empezamos tomando el tren desde nuestro hotel el Homewood Suites a una cuadra de la estación del metro Navy Yard Ballpark desde la cual el fácil acceso a Capitol Riverfront, el Smithsonian Museum, el Lincoln Memorial y otros lugares de interés turístico nos hizo el recorrido bastante manejable. Cabe recalcar que en cada una de las calles de la ciudad se puede conocer su innumerable patrimonio el cual hace de Washington un lugar de interesantes contraposiciones.

Washington DC: un destino imprescindible

Lincoln Memorial.

La visita a los museos Smithsonianos, el de arte y el del espacio son muy recomendables, primero porque los museos no tienen costo al público a excepto de ciertas exhibiciones o actividades interactivas cuyo valor es mínimo y segundo, porque están dotados de información interesante y completa sobre las obras y las demostraciones en sí. Además, el recorrido se hace placentero por los servicios adicionales que en cada uno de estos museos despliega, como el servicio de silla de ruedas y el de visitas guiadas en español disponibles a lo largo de tu estadía con horarios que se acomodan a tus necesidades como turista.

Washington DC: un destino imprescindible

Debo recalcar que el visitante se introduce en el primer museo a los diferentes periodos del arte americano que cubre todas las regiones y movimientos artísticos representado por notorios artistas como lo es uno de mis favoritos; Thomas Moran y, en el segundo museo podrás disfrutar de los bocetos de Da Vinci, de las capsulas espaciales y de aviones de diferentes épocas con videos explicativos sobre su historia. Hay otros museos alrededor de la ciudad que resultan interesantes como el del Holocausto y el de National Geographic en el corazón de la ciudad, donde actualmente la exhibición titulada “Titanic Untold Story” y “ Tumb of Christ” abren diariamente y te permiten sumergirte en la última, en el trabajo de restauración y conservación de uno de los sitios más visitados a través de los tiempos en Israel.

Washington DC: un destino imprescindible

Biblioteca del Congreso.

Una de las visitas obligadas es la del Capitolio, donde puedes observar el duomo y conocer varios datos interesantes de su construcción. El caminar hacia el Monumento Nacional de la Segunda Guerra Mundial le dio la nota de frescura a nuestro paseo ya que las temperaturas de fin de semana alcanzaban a los 97 grados. Su paraje rodeado de agua y patos, arboles, niños y adultos remojando sus pies alrededor de las piletas hizo de este descanso un momento reconfortante. Pero, ver caer el día frente al Obelisco al que se conoce como el Monumento a Washington fue asombroso.

Washington DC: un destino imprescindible

Jefferson Memorial.

Si viajas con niños como lo hago yo, es bueno asesorarte sobre lugares o actividades que sean apropiadas dependiendo de sus edades, nosotros disfrutamos del Zoológico Nacional donde se notan los esfuerzos por procrear especies en peligro de extinción como son los dos Tigres de Sumatra y los Osos Panda que han nacido aquí. De igual manera se puede recorrer el Potomac en el Family Fun Hunt Treasure Cruise donde actividades como juego de piratas, caras pintadas, bailes y otros, dibujaran una enorme sonrisa en los pequeños. El Museo de Ciencias Naturales y el Jardín Botánico son otra opción divertida y educativa para los niños.

Washington DC: un destino imprescindible

Hall of Nations.

En Washington hay muchas cosas que hacer y de las cuales disfrutar, ya sean éstas pagadas o gratuitas. Si tu visita se extiende por varios días, disfruta de montar en bicicleta, de ir al Museo del Holocausto o de los Indios Americanos. Una de las visitas que se debe hacer es al Cementerio Nacional de Arlington. En cuestión de lugares donde comer, las opciones son infinitas, hay que tomar en cuenta que Washington no es un lugar turístico barato en este sentido pero,  si te quieres dar un gustito te sugiero ir a George Town y disfrutar del menú de Martin’s Tavern que es un lugar distintivo de la zona. Como información adicional, la taberna es el lugar donde el Presidente J.F.Kennedy le propuso matrimonio a su esposa Jackie. Si te encuentras en Lafayette Square o alrededor de la avenida Constitución, los helados y los perros calientes, conocidos como Hot dogs y los Pretzels de distintas variedades, están disponibles alrededor de toda el área en carritos coloridos autorizados por el municipio de la ciudad para operar.  Si no puedes dejar de consumir tu café en Starbucks, no te preocupes, la cadena está disponible en cada rincón de la ciudad.

Manejarse en DC es muy fácil. Compra una tarjeta del metro y llegarás a cualquier punto desde tu lugar de hospedaje sin ningún problema.

 

 

Comentarios

comentarios

Categorías: Destinos

Autor

Margarita Dager-Uscocovich

Nacida en Guayaquil – Ecuador en 1967.Formé parte del equipo editorial de la revista del Colegio Urdesa High School como editora fundadora . El residir en varios países de Europa y América , me ha dado la oportunidad de enriquecerme de su cultura , esto ha sido una gran referente que me permite tener una visualización diversa y distinta para comunicar sentimientos y emociones a través de mis escritos . He sido colaboradora en algunos Editoriales de Mundo Latino Newspaper en Charlotte, Carolina del Norte, con trabajos de periodismo de opinión y de gastronomía y de salud en el periódico La Noticia, también de la misma ciudad. Ahora inicio otra aventura desde la revista digital La Nota Latina, con sede en Miami.