Etiqueta "Poesia del existir"

Volver a Inicio
Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Sacudiendo la vida en su cuerpo, un poema de Eduardo Escalante

El alma expuesta en un espacio que se emplaza en los tejidos (des)bordados que van trenzando la orilla de una vida íntima, la que resuena detrás del silencio, un silencio que está colmado de “majestuosos sonidos” y “cumbres borrascosas”.

Cultura y Literatura Literatura

Cavitación, un poema de Eduardo Escalante

La existencia está llena de analogías profundas, en una especie de equilibrio, de resignación frente a nuestra condición transitoria.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Carácter, un poema de Eduardo Escalante

Transitamos por la vida con nuestra mochila del carácter, nunca vacía, pero con muchas paradojas y dilemas bien resueltos o mal resueltos. Y así vamos siendo identificados y rotulados. Esto nos acompaña siempre.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Un río que se seca, un poema de Eduardo Escalante

Explorar el lenguaje y la multiplicidad del sentido de las palabras es parte de acostumbrarnos a lo no dado, a lo incierto. Es tanto desacierto que ocurre a nuestro alrededor, pero nos vamos conformando, naturalizando el desconcierto, y a menudo la maldad.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Libro de claves personales, un poema de Eduardo Escalante

Dejamos rastros de todo lo que vemos y queremos y fallamos de recordar cuando nos devolvamos a destejer, porque ha llegado el tiempo de costuras. Cada uno escribe su libro de claves personales en el papel o en la piel.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Episodios para recordar, un poema de Eduardo Escalante

Cada uno busca la palabra que atestigüe las profundidades metafísicas de nuestra relación con las personas, las cosas y materias del universo y comunicarla a todos quienes tengan algo que decir o algo que, sabiamente, quieran callar.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Uno de nosotros, un poema de Eduardo Escalante

Cada uno vive agarrado a lo que vive, a su destino, a su imaginación, a sus creencias, a sus verdades que medita en las noches cuando el ruido se silencia.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Psicoanalizándose, un poema de Eduardo Escalante

Llega un punto de nuestra jornada en el que se requiere hacer un análisis profundo de lo que uno es, buscar por qué uno hace lo que hace, detectar comportamientos o hablar negativos y hacer una estrategia para modificarlos.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Vigilante, un poema de Eduardo Escalante

En el bombardeo de lo nimio y lo cotidiano, apostamos a que sean las imágenes de la fantasía las que perduren porque son ellas las que quizás reparan la anestesia que entraña la repetición del sin sentido de torpes grabaciones accidentales de la vida diaria.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Peripatético, un poema de Eduardo Escalante

Si alguien tuviera la absurda y a la vez buena idea de buscar el equivalente poético al clásico de Sigmund Freud “El Malestar en la Cultura”, sería difícil encontrar un poema más apropiado que Walking around de Pablo Neruda. Y como el mundo sigue repitiendo, descartando, retrocediendo, avanzando, y nosotros reaccionando de la misma manera, sentí la necesidad de escribir este poema.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Visión Astrológica

Ese hilo duro, un poema de Eduardo Escalante

Y la noche no se hace oscura y el día sigue brillando, no cedemos aunque el empedrado del camino invite a una derrota.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Cómo se forma una oreja de cristal, un poema de Eduardo Escalante

Carl Jung contaba que el torreón de piedra que él mismo se había construido en el bosque no tenía electricidad, para no alejar de ella a las presencias sutiles que a veces lo visitaban. No debo ser el único hombre o mujer que descubre, de pronto, que la desconexión adentro de la ciudad también es posible.

Colaboradores Cultura y Literatura Literatura Poesía del existir, por Eduardo Escalante

Supervivencia, un poema de Eduardo Escalante

La vida es como en un teatro en la que como actores cumplimos un rol y de ella podemos hacer un entierro o una fiesta, rendir tributo a la muerte o a la alegría, ser una estatua o un pequeño saltamontes. Lo terrible es cuando la actuación es una obra congelada en el tiempo de los errores o es una cosa sorda, muda y ciega.