¿Regalar dinero en Navidad es apropiado?

¿Regalar dinero en Navidad es apropiado?

Es hora de comprar regalos y no siempre sabemos qué regalar. Regalar dinero se ha vuelto una opción. ¿Es adecuado? ¿Qué nos dice el protocolo? ¿Cómo hacerlo sin sentirnos mal? La Nota Latina investigó sobre este tema.

 

Es muy común volvernos caóticos cuando la época navideña se acerca. Por más listas de compras que hagamos, por más organización que se tenga, por más agenda que llevemos es imposible con tantas cosas que surgen para estar al día con todos los compromisos. Regalar en esta época es fundamental, es un acto de agradecimiento para con quienes nos rodean, ya sean familiares, amigos o relacionados.

¿Es posible quedar bien? Seguramente no conoce los gustos o necesidades de todos. ¿Regalarles dinero es conveniente? Expertos en protocolo afirman que sí, depende del grado de confianza que tenga con la persona. A veces ayuda más un dinero extra que un obsequio. Muchos niños prefieren dinero en efectivo, así reúnen la cantidad necesaria para algún juguete de su preferencia.

En el caso de los sobrinos, ahijados o compromisos con niños pequeños, lo mejor es consultar con los padres para que les asesoren con lo que les gustaría y hasta dónde pueden adquirirlos.

gift cardBilletes que nadie desprecia en Navidad

Los tiempos han cambiado mucho y hoy se aprecia más un billete. La envoltura es lo que importa y hay ideas ingeniosas para presentarles el regalo. Eso sí, ofrezca billetes nuevos, nada de arrugados y que sea una cantidad razonable, tampoco demasiado para no comprometer al receptor y hacerlo sentir obligado. Las tarjetas de navidad o sobres llamativos son de gran ayuda para hacer más delicado el regalo y si tiene unas palabras con su firma, mejor.

Hace años era mal visto regalar dinero, se tenía la costumbre de dar presentes en físico. Hoy hasta el dinero electrónico es muy valorado. Los bitcoin y transferencias en PayPal son bien recibidas. Y hasta las monedas antiguas y billetes de otros países han pasado a ser interesantes como opciones para regalar.

En algunas partes de Estados Unidos se están imprimiendo billetes artesanales, una opción más comunitaria para impulsar a la gente a invertir en locales de emprendedores en vez de las grandes cadenas de tiendas o supermercados. Estos ‘billetes’ sólo se gastan allí y muchos vienen adornados con imágenes regionales. Se conocen como los Berkshires.

En los países orientales como China, por ejemplo, se reparten sobres con dinero falso como parte de los rituales de su Año Nuevo. Eso lo hacen para atraer prosperidad. El dinero es energía y es valorado por todo lo que puede hacerse con él. Así que nadie despreciará una bella tarjeta o un sobre especial con uno o varios billetes.

Los economistas han advertido sobre el excesivo gasto en época navideña y con espíritu tipo Scroog recomiendan que se limite a lo justo. No vale la pena endeudarse e ir más allá de su presupuesto para ‘quedar bien’. Se ha establecido que en Estados Unidos cada año se gasta más de 616 mil millones de dólares en tiempos navideños. Mucho de eso se va en envoltura que termina en la basura, aproximadamente un 20%.

Además está el fenómeno de los ‘malagradecidos’, aquellos que el 26 de diciembre salen a devolver los regalos y forman grandes filas en las tiendas. Hablamos de gente exigente con gustos complejos ante la diversidad de oferta.

Las tarjetas de regalos son muy útiles, pero tienen tiempo de expiración. El dinero es eterno, vale algo sobre todo en países con economías estables.

Regalar dinero no es una opción única para Navidad y Año Nuevo. También se ha convertido en moda para quienes van al altar. Es muy común hoy ver las tarjetas de invitación que incluyen tarjetica aparte con los datos de la cuenta bancaria.

Los tiempos modernos nos exigen cambiar nuestras perspectivas sobre lo que es tradicional. Lo que no debemos perder es el sentido de estas fiestas: el amor y el agradecimiento.

 

Comentarios

comentarios

Categorías: Mundo Empresarial

Autor

Victoria Fernanda Mendoza

Periodista egresada de la Universidad de Navarra España, con estudios de especialización en comunicaciones, redes sociales y mercadeo en México y España. Colaboradora en La Nota Latina y otros medios de comunicación latinoamericanos. Escribe sobre diversos temas como bienestar, gerencia, negocios y estilo de vida.