Primer Debate Presidencial EE.UU: Trump a la defensiva y Clinton al ataque

Primer Debate Presidencial EE.UU: Trump a la defensiva y Clinton al ataque

El primer debate presidencial protagonizado por los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, Hillary Clinton y Donald Trump, el cual fue visto por millones de personas, estuvo marcado por  la defensiva y el ataque. Los medios especializados en política dan una apretada ventaja a la candidata demócrata

El duelo se celebró en las instalaciones  de la Universidad de Hofsta en Nueva York y tuvo una duración de 90 minutos. Fue moderado por el periodista de la cadena NBC Lester Holt. Los temas tratados giraron en torno al empleo e impuestos(economía), racismo y terrorismo.

El debate se inicio con un saludo cordial entre ambos candidatos, que a la postre se agrio con las respectivas acusaciones de parte y parte, que estuvieron presentes a lo largo del debate. El magnate se presento como un exitoso empresario que representa un cambio respecto a la vieja política y la candidata demócrata cuestiono el historial de Trump en el mundo de los negocios, sus trato con las mujeres y las minorías raciales.

Al se cuestionado sobre las razones que no ha divulgados sus impuestos, Trump dijo que “difundiré mis declaraciones de impuestos cuando Clinton publique los 33.000 email que fueron borrados”. Por su parte Clinton le dijo: “o no es tan rico, o no lo ha hecho tan bien, o es que no quiere que los estadounidenses sepan que no ha pagado nada en impuestos federales”.

Clinton dijo que Trump se había lanzado a la política usando la “mentira racista” de cuestionar la nacionalidad del presidente Barack Obama, y que el millonario empresario parecía tener algo que “esconder” al negarse a divulgar sus declaraciones de impuestos.

Por su parte, Trump dijo que Clinton había pasado tres décadas en la vida pública sin haber nunca aportado una solución a los problemas del país, y añadió que como Secretaria de Estado fue responsable de generar un “caos completo” en el Medio Oriente.

Ambos provocaron risas y vítores: Clinton por sus contrataques, Trump por sus rápidas respuestas, pero también por sus exageradas afirmaciones.

Los candiudatos llegan a este debata virtualmente empatados en las encuestas. Los analistas coinciden en señalar que el debate difícilmente servirá para convencer a los electores indecisos, aún cuando los dos candidatos tuvieron un desempeño mejor al esperado.

El próximo debate será el 9 de octubre en el St Louis, Missouri, una comunidad afectada por tensiones raciales.

Categorías: Actualidad

Autor

Redacción La Nota Latina

Informaciones, artículos de opinión y noticias escritas por periodistas, blogueros y colaboradores de esta revista digital. La Nota Latina no se hace responsable de la redacción, conceptos y opiniones emitidos en el contenido informativo.

Escribir un comentario…

<