¿Por qué reducir el peso de los vuelos es prioridad para las aerolíneas?

¿Por qué reducir el peso de los vuelos es prioridad para las aerolíneas?

Menos peso en los vuelos se traduce automáticamente en reducir los costos de operación para las aerolíneas (y, a la larga, quizá, en billetes de avión más baratos para los consumidores).

 

Ejemplo perfecto de ello es el peso de las revistas a bordo. Todas las aerolíneas tienen una, pero United Airlines se ahorra casi 300.000 dólares al año en costes operativos desde que cambió el papel con el que imprime la suya.

Ahora, cada revista de United pesa 28 gramos (una onza) menos, lo que podrá parecer poca cosa hasta que se suman todas las revistas: en un vuelo promedio de 300 pasajeros, esta medida reduce 8,4 kilos del peso total.

“Cada vez que podemos reducir aunque sea una onza de peso, eso significa que quemamos menos combustible para volar a un destino”, dijo Aaron Stash, el director de estrategia ambiental y sostenibilidad de United, a CBS.

“Aunque sea una onza, porque estás multiplicando eso por miles de asientos y miles de vuelos, así que esa onza crece y se multiplica rápidamente”, agregó. Y esa es la lógica que siguen actualmente muchas otras aerolíneas.

La reducción en el peso de los vuelos es una prioridad para toda la industria aeronáutica, empezando por las fabricantes Airbus y Boeing, que cada vez más desarrollan avances tecnológicos para lograr este propósito.

El Airbus A330neo y el Boeing 737 Max son dos de los nuevos modelos de avión que fueron diseñados con el ahorro del peso en mente, para responder a las necesidades de las aerolíneas comerciales.

Cuando ordenó sus Boeing 737 Max, Southwest Airlines solicitó la línea de asientos ultra finos, que pesan menos y ocupan un espacio más reducido dentro de la nave. La aerolínea también cambió su almacenamiento de comida y, entre ambas medidas, se ahorró casi 150.000 galones de combustible.

Southwest también cambió todas las botellas de vidrio de los refrescos por latas, otro de esos cambios que a nivel micro parecen tan innecesarios como insuficientes pero que a nivel macro siguen dilatanto el ahorro.

Facilitar tablets en lugar de manuales de papel a los pilotos reduce casi 100 gramos de peso por vuelo y más de medio millón de galones de gasolina al año; más de un millón de dólares de ahorro.

Jetblue también se sumó al “adelgazamiento” de los vuelos al cambiar su sistema de entretenimiento a bordo por componentes mucho más livianos, mientras que Spirit optó por agregar asientos finos que a la vez permiten acomodar a más pasajeros por vuelo.

Otros trucos incluyen eliminar del todo los monitores pesados de los sistemas de entretenimiento a bordo y hasta reducir el tamaño de los lavabos, lo que no necesariamente hará el viaje más cómodo para los pasajeros, aunque sí para las aerolíneas.

FUENTE: cerodosbe.com

 

Comentarios

comentarios

Categorías: Actualidad

Autor

Redacción La Nota Latina

Informaciones, artículos de opinión y noticias escritas por periodistas, blogueros y colaboradores de esta revista digital. La Nota Latina no se hace responsable de la redacción, conceptos y opiniones emitidos en el contenido informativo.