¿Por qué ha disminuido la actividad sexual entre los jóvenes estadounidenses?

¿Por qué ha disminuido la actividad sexual entre los jóvenes estadounidenses?

El pasado 29 de marzo el Washington Post publicó los resultados más recientes sobre la actividad–o mejor inactividad–sexual de los gringos. El estudio fue realizado por el General Social Survey, un proyecto de la Universdidad de Chicago dedicado desde 1972 al análisis de los cambios de la sociedad estadounidense.

Según el diario, el porcentaje de individuos que reportaron no haber tenido un compañero sexual durante todo un año es del 23%, es decir una de cada cuatro personas.

En general, consideran que la disminución en las últimas décadas se debe al envejecimiento de la población. El grupo de personas mayores de 60 años aumentó de 18% en 1996 a 26% en 2018.

Sin embargo, lo que llamó la atención de los investigadores es que la inactividad sexual más alta no es la de los adultos mayores sino la de los jóvenes entre 18 y 29 años, especialmente los hombres.

Según esta encuesta, la tasa de hombres que estuvieron en “verano” se incrementó 18% (de 10% en 2008 a 28% en 2018). En el caso de las mujeres el aumento fue menor, de 8% en 2008 a 18% en 2018.

Entonces, ¿por qué la falta de ganas de los jóvenes? Los analistas dan tres razones. Menos matrimonios o pareja estable, más jóvenes viviendo en casa de los padres (en Colombia conocidos como Bon Bril) y la combinación de Netflix, juegos de consola y redes sociales como pasatiempos.

Cuando leí el artículo no pude evitar viajar en el tiempo–¡no muy lejos!–y recordar qué hacía a los veinte años para comparar con los jóvenes en Estados Unidos actualmente.

Mi generación se puede resumir con una sola palabra: rumbear. “Juernes”, viernes o domingo de fiesta era día de rumba y dos o más personas calificaban para armar una fiesta. Sin salir de la casa, cualquiera era DJ y la sala se convertía en pista de baile luego de mover la mesa de centro y las porcelanas.

Los celulares permanecían en el bolsillo, por lo general sin pila, para disfrutar el momento sin la cantaleta de los papás y entre chistes, historias y mentiras caímos rendidos a los encantos de una mirada o una sonrisa.

No me gusta comparar el pasado con el presente pues la innovación y el progreso nacen del cambio, pero en mi opinión aquellos jóvenes que viven en sequía es porque no saben cómo “pedirlo” ni cómo ganárselo.

Basta verlos en cualquier lugar o situación siempre con los audífonos puestos. Encerrados en su propio mundo, pegados a la pantalla de sus celulares y mirando videos estúpidos como los de unas manos cortando un jabón en cuadritos.

Si bien es cierto que el avance tecnológico en materia de comunicaciones en las últimas dos décadas es increíble y sus beneficios son incontables, también es innegable que los teclados se están adueñando de una gran parte del contacto interpersonal.

Ojalá esta tendencia, como muchas cosas en la historia se revierta y pronto. De lo contrario, la raza humana será la próxima especie en vía de extinción.

Autor

Xiomara Spadafora

Periodista y escritora colombiana, egresada de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Durante sus años de universidad, realizó numerosas prácticas en varios medios de comunicación -escritos y de televisión- en búsqueda de su propio estilo literario. Sin embargo, el ambiente de farándula predominante en el periodismo de su país natal, la llevó a renunciar a su vocación al poco tiempo de graduarse. En 2004, Spadafora trabajó en la multinacional de petróleos Omimex de Colombia, y desarrolló el área de Comunicaciones Internas y Relaciones Públicas. En 2005, luego de hacerse residente en los Estados Unidos, decidió mudarse a este país en donde se casó y tuvo un hijo. En marzo de 2015 -diez años después de su propio exilio- el amor por la escritura revivió y comenzó a escribir una columna semanal en inglés llamada www.isjustanotherday.com. Gracias a la acogida de sus lectores de habla hispana, Spadafora decidió crear la página completamente en español: www.mividagringa.wordpress.com para facilitar su difusión en social media. Actualmente sus artículos son publicados en la revista digital www.lanota-latina.com

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.