Margarita Herrera Rojas: 25 años sanando el Niño Interno de miles de Colombianos

Margarita Herrera Rojas: 25 años sanando el Niño Interno de miles de Colombianos

Risueña con una energía  luminosa que trasluce su humanidad y  hace  creíble vivir  desde  la felicidad como una decisión de  vida, Margarita Herrera  Rojas, es una colombiana de Medellín, quién dedica su vida a reconciliarnos  con ese niño interno herido que  pervive en miles de personas.

Terapeuta de familia  y sistémica, Herrera Rojas desde hace 15 años integró los procesos de Constelaciones Familiares a su abordaje terapéutico holista como una herramienta que conducía con mayor  profundidad y rapidez a llegar a las  soluciones de los sistemas  familiares.

“Para mí las  Constelaciones Familiares son un gran  regalo en mi vida.  Soy la hija menor  de mi familia, y nací 5 años después de fallecida mi hermana mayor,  quien se llamaba Margarita y a mí me colocaron su nombre. Sentí la resonancia con la visión de constelaciones con mi propia historia, porque era una necesidad del alma que ninguna  psicoterapia podía mostrar,  estaba confundida en mi lugar, en el contexto de mi familia,  muchas  veces  me sentía  como la grande y otras veces  como  la  pequeña o me sentía sin lugar”, precisó Margarita.

Margarita HerreraLos Órdenes del Amor son las  leyes  que  rigen las  Constelaciones Familiares y formulan que  si no se tiene claridad de cuál  es el lugar en el contexto de la familia,   no hay  claridad en  ningún otro ámbito, sea personal, de pareja o profesional.  “Se pierde a sí mismo, porque no tiene un lugar claro en la vida.  A través de  constelaciones me ordené dentro de  mi familia con mucho respeto y miré la vida, tomándola desde el amor”, señaló Margarita.

“Empecé con Constelaciones  Familiares porque  fundamos una institución: Corporación SAVIA en Medellín con otros socios. Fue creada pensando en promover las Constelaciones  Familiares y el trabajo de  familia  desde esa visión. Consideramos que es una perspectiva que da mucha  profundidad en muy poco tiempo  y permite  en una sola intervención, aportarle a la  persona y  a su familia,  perspectivas  para restablecer los órdenes del amor”

Relata Herrera  Rojas que llegó a las  Constelaciones Familiares cuando una amiga le regaló el libro “Los  Órdenes del Amor”  de  Bert  Hellinger.  “No  se conocía en la ciudad y me demoré  un año  leyéndolo, estudiándolo y comprendiéndolo con el grupo.  Nunca  había visto cómo realizaba el maestro Hellinger las Constelaciones.  En esa época  no había entrenamiento, ni nada. Lo  reflexionábamos  hasta  que un día dije: Voy a empezar a hacer constelaciones.  Me sentí fortalecida de abrir el campo. Soy terapeuta de familia y las constelaciones se  convirtieron  en  una herramienta de profundidad”, puntualizó.

“Y eso le dio fuerza a los otros cinco socios de SAVIA para que comenzaran a realizar las  constelaciones. Cada persona llevaba a sus consultantes.  Desde hace 15 años convocamos  todos los jueves a las  siete de la noche  a un grupo de apoyo. Hacemos una charla introductoria teórica sobre  las  leyes  que rigen las relaciones.  En este tiempo se  ha creado un vórtice de energía  y perseverancia. El trabajo continuo ha permitido que en la ciudad de Medellín nos reconozcan y las personas interesadas se dirijan a SAVIA”, explicó Margarita.

Constelaciones  Familiares son un  tributo  a la paz

Margarita herera 4La visión sistémica de  las Constelaciones Familiares desde el enfoque de  Bert Hellinger   toca lo esencial y es la única herramienta que permite mirar si las personas están  conectadas con la vida  o la muerte. “Es ese uno de los puntos claves porque  ninguna  terapia  muestra desde el principio,  si el consultante está instalado en la vida  o no, por  eso muchas terapias se vuelven redundantes. Las  personas que están  mirando a  los muertos de su familia, aunque vengan con muy buenas intenciones de trabajar terapéuticamente, al inclinarse por diferentes motivos a la muerte, es  como si se echara el tiempo   en un cesto sin fondo, se pierde ese trabajo porque no hay contenedor”, reflexionó Margarita.

En  una  sociedad como la colombiana,  donde la paz  en un tema transversal en todas  las  familias, esta filosofía de  vida  viene a  contribuir  a este proceso. “Las  Constelaciones  Familiares son  un aporte para la paz, porque  es un trabajo de  autogestión para empoderar a las  personas  como adultos conscientes con la  responsabilidad de  ocupar un lugar dentro  del contexto de su familia  y contribuir desde su historia personal, a sanar todas  esas historias de violencia , de abuso.  Desde  allí, está haciendo una contribución real con sus limitaciones. No se trata de grandes esfuerzos, ni heroísmos, quien contribuya a  sanar su historia personal, esta sanando a su familia, a una ciudad, a un país y al planeta”,  explicó Margarita.

Educar para la vida y la reconciliación

Este  trabajo de amor y reconciliación quiso florecer y multiplicarse y desde  hace  dos  años SAVIA comenzó a  dictar Diplomados en Constelaciones  Familiares.  “Ya concluimos  nuestra  primera formación de 20 módulos. Hicimos  una alianza con el Grupo CUDEC de México. Ahora estamos motivando a la segunda formación que comienza como Diplomado y los profesionales  tienen la posibilidad de elegir si continúan haciendo la Maestría en Psicología Sistémica con la  Universidad Multicultural Doctor Emilio Cárdenas  en México. Nuestro centro también tiene el aval de  la Hellinger  Sciencia de Alemania”, explicó Herrera Rojas.

Margarita HerreraDesde hace 25 años, Margarita  Herrera  Rojas es la creadora del taller MAIPASANA, que es un encuentro para nacer al adulto/a consciente, tomar la vida, sanar la relación con  los padres, ocupar el  lugar que  corresponde  en las familias , para vivir feliz, abundante y plenamente la vida. “Es un trabajo para sanar el niño interior  y desde hace 4 años lo imparto en México  invitada  por el CUDEC a dictar Talleres”, precisó.

“Nuestro compromiso es apoyar el proceso de evolución y crecimiento de los seres humanos, restableciendo los órdenes del amor, el equilibrio, la inclusión, la armonía, la abundancia y la libertad en los sistemas humanos, asintiendo a la vida con todo”, explicó Herrera  Rojas.

Para esta colombiana del mundo,  su misión de vida está enlazada con ayudar a las personas a encontrar el origen, las resistencias y el dolor y convertirlos en una fuerza creativa y dinámica que genere acciones que lo liberen del pasado y construyan el futuro en el presente, conectados al amor, el respeto, la alegría, la sabiduría,  en definitiva a la  vida en  todo su esplendor.

Redes

Facebook: Margarita Herrera Rojas

Grupos de Facebook: MAIPASANA sanando el niño interior, formación en constelaciones familiares,  Mujeres que corren con lobo

www.constelacionesfamiliaresmedellin.com

Categorías: Gente Como Tú

Autor

Ingrid Uzcategui

Madre de dos hijos, periodista, Magister en TV, Universidad Estatal de Moscú, Lomonosov. Periodista de la Universidad Central de Venezuela. Jefe de Información de varios canales de TV en Venezuela. Docente Universitario. Estudiante del Diplomado "En Sintonía con el Movimiento" de la Red de Centros Formadores en Hellinger Sciencia. Colaboradora de la revista digital La Nota Latina.

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.