Rosario Weiss, la heredera de Goya

Rosario Weiss, la heredera de Goya

Privilegiada alumna de Goya desde niña, posiblemente su hija (teoría que levanta sospecha, pero ninguna confirmación), Rosario Weiss, notable dibujante y litógrafa, es noticia ahora que la Fundación Lázaro Galdeano certifica que 58 obras son de su autoría y hay una exposición en su museo en Madrid hasta el 29 de junio. Su exquisita maestría hacía que sus trabajos se confundieran con los de su legendario maestro.

Rosario Weiss, ¿heredo el talent de su padre?

Rosario Weiss, ¿heredo el talent de su padre?

A los 7 años de edad, Rosario Weiss (Madrid, 1814-1843) aprendía a dibujar junto a Francisco de Goya en la casa de Burdeos en la que el artista pasó los últimos años de su vida. Rosario y su hermano Guillermo eran hijos de Leocadia Zorrilla, la ama de llaves del artista desde 1821 hasta 1828. Enseguida destacó como dibujante y litógrafa y ya a los 10 años de edad reprodujo la serie completa de Los Caprichos, demostrando una capacidad extraordinaria como copista, algo que en la edad adulta le sería de mucha utilidad para ganarse la vida en una época donde el mundo era dominado por hombres.

La obra de Weiss es prácticamente desconocida. Generalmente se le confunde con la de su maestro, quien para los historiados era su auténtico padre, algo de lo que sólo se puede especular, sin mayor prueba.

Weiss es noticia porque la Fundación Lázaro Galdiano, poseedora de siete dibujos suyos, certificó ahora que otras 51 obras de sus colecciones son también de la ahijada y discípula de Goya. Los trabajos de investigación junto a los dibujos y litografías conforman una sorprendente exposición que permanecerá hasta el 29 de junio.

Se trata de la investigación de Carlos Sánchez Díez, comisario de la exposición y conservador del Museo Lázaro Galdiano a lo largo del pasado año. El experto cuenta que quedó fascinado por Rosario Weiss durante la exposición titulada Goya y lo Goyesco en el Torreón de Lozoya, en 2003.

En su búsqueda por saber más sobre esta artista, se encontró que como copista, Rosario Weiss recibía numerosos encargos para reproducir obras maestras del Museo del Prado o de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Morena, menuda y atractiva, Weiss fue, según Sánchez Díez, una mujer de un fuerte carácter, según ha podido comprobar en numerosos testimonios escritos de la época.

Las Pruebas

ROSARIO WEIS GOYA 2Después de la muerte de Goya, en Burdeos el 16 de abril de 1828 y el desalojo inmediato de la casa, ordenado por Manuel, el único hijo y legítimo heredero de Goya que sobrevivió a los ocho hijos que el pintor tuvo con Josefa Bayeu, Rosario Weiss siguió estudiando dibujo en Francia, pero al poco tiempo volvió con su madre a España. Gracias a su talento y carácter, en Madrid se introdujo y se hizo respetar en los círculos artísticos hasta llegar a ser nombrada, en 1842, maestra de dibujo de Isabel II y de su hermana la infanta Luisa Fernanda; un trabajo que, sin embargo disfrutó poco tiempo ya que murió al año siguiente de una enfermedad intestinal, con sólo 28 años de edad.

Las únicas pruebas de su relación con Goya –imposible saber si era su padre- están en los abundantes escritos en los que se recoge el amor que Goya sentía por aquella niña. Siempre se refería a ella como “mi Rosario” y dejó constancia en algunas cartas: “Quisiera que usted la tuviera como si fuera hija mía ofreciéndole la recompensa ya con mis obras o con mis averes”, le escribe el pintor a Joaquín María Ferrer; mientras Juan Antonio Rascón recoge que “empezó a enseñarle el dibujo a los siete años al mismo tiempo que aprendía a escribir, obligándole a copiar principios como el lapicero, le hacía en cuartillas de papel figuritas, grupos y caricaturas de las cosas que podían llamar su atención”.

Con esta exposición que estará abierta al público hasta el 29 de junio en el Museo Lázaro Galdiano, en la capital española, los 58 dibujos de esta artista –en su mayor parte estudios y bocetos– podrán ser apreciados sólo por poco tiempo (razones de conservación) y así conocer de cerca la vida y la obra de una autora que, pese a su corta vida, disfrutó de reconocimiento como retratista, copista y litógrafa en el competitivo y masculino ambiente artístico de su época. Varios de estos dibujos fueron adquiridos por José Lázaro a las sobrinas y herederas de Rosario y revelan el interés del coleccionista por los artistas contemporáneos al pintor aragonés que, en este caso, se debió acentuar por la estrecha relación personal que hubo entre Goya y la joven Rosario.

Goya, pintado por Rosario Weiss

Goya, pintado por Rosario Weiss

La exposición presenta obras de diferentes etapas de su carrera y algunos de sus temas más habituales como dibujante como dibujos de animales y caricaturas siguiendo modelos de su maestro, varios retratos de Goya y una excelente versión de un conocido autorretrato; la serie Pequeño retrato donde se representan a socios del Liceo Artístico y Literario de Madrid, como Mesonero Romanos, Mariátegui, Quintana o los condes de Oñate; Dibujos de moda con figurines con indumentaria, habituales en las revistas femeninas de la época, que muestran su interés por la moda; dibujos para litografías, se exponen dos dibujos para La Pasiega (Revista del Liceo, 1838) y estudios para su autorretrato y el de Mesonero; y finalmente, las copias extraordinarias de Goya (Los Caprichos, Autorretrato, Retrato de Maíquez), así como de otros artistas clásicos y contemporáneos (La Calesa, de José Elbo).

La obra de Rosario Weiss se ha cotizado y valorado muchísimo en los últimos años y hasta en el Museo del Prado hay un dibujo adquirido recientemente por el Estado y en la Real Academia hay dos pinturas. En la Biblioteca Nacional se conservan un buen número de dibujos y litografías, así como en la biblioteca de la Real Academia Española y en la Hispanic Society de Nueva York.

Evelyn Navas /Lanota0-latina.com

Comentarios

comentarios

Categorías: Cultura

Autor

Evelyn Navas

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Su experiencia se centra en comunicaciones corporativas y manejo estratégico de redes sociales. Actualmente ejerce la dirección de su agencia Ecnapro Asesoría Comunicacional. Ha escrito para diversos medios de comunicación en Venezuela y en el exterior en áreas como gerencia, negocios, música, bienestar y arte. A través de perfiles le gusta indagar en la personalidad de aquel que transforma el mundo con sus acciones y sentimientos. La vida es apasionante y merece ser narrada. Le contactan en @EcnaproAsesoria.