La familia son las manos culturales de nuestra prosperidad

La familia son las manos culturales de nuestra prosperidad

Dentro de los elementos que componen la cultura, se conoce la familia como la categoría que todas las culturas comparten de manera más similar. Todas las sociedades valoran la unión familiar como un aporte hacia la economía porque los miembros de la familia son una red de apoyo recíproco. La mano de un familiar ayudando a otro vale más que la mano de un servicio por contrato, porque el familiar bienintencionado contribuye la labor y el apoyo emocional.

Tomemos, por ejemplo, la posición de los abuelos. Este es un rol importante en el balance logístico y económico de las parejas que están luchando para levantar a los hijos. Los abuelos aportan tiempo de calidad, destrezas manuales obtenidas por a través de la experiencia y sabiduría que se traduce en paciencia. La familia, aunque sea pequeña, aunque se encuentre separada por la distancia física, o aunque no esté acostumbrada a compartir, siempre va a representar una base para la seguridad del individuo. Esa seguridad se convierte en prosperidad.

Aceptemos el tipo de familia que nos tocó como parte de nuestro aprendizaje personal. Demos el espacio y el tiempo necesario para que, cuando sea posible para ellos, nuestros familiares nos tiendan la mano. Las familias que son muy cercanas se benefician por el apoyo diario, las que no son tan cercanas, se benefician por la independencia que cada miembro de la familia desarrolla. Hay casos donde las amistades representan ese sostén familiar. Sea como sea la situación, las manos que nos apoyan son esas palancas culturales que permiten que salgamos hacia adelante y prosperemos, porque somos importantes para ellos y ellos para nosotros.

#CulturePhilanthropy

 

También te puede interesar:

https://lanota-latina.com/la-naturaleza-como-elemento-unificador-hacia-una-cultura-global/

 

Autor

Veronica Herrera

Verónica Herrera es innovadora en filantropía y educadora. A través de su experiencia de más de 20 años diseñando iniciativas culturales en la comunidad, complementada por sus estudios de investigación a nivel de doctorado, Verónica desarrolló una teoría de la motivación conocida como la "Filantropía de Cultura" (#CulturePhilanthropy). Su teoría sostiene que aportando lo positivo de la cultura se puede motivar el aporte filantrópico, el cual servirá de motor para el desarrollo económico. Su misión es educar a todos los niveles sobre el valor de la cultura como herramienta estratégica para el progreso de las comunidades. Verónica se graduó de la Universidad de Tennessee con dos licenciaturas, Idiomas y Psicología. Luego obtuvo su maestría en Pedagogía con especializaciones en Métodos de Investigación y en Literatura. Actualmente se encuentra en la fase final de un doctorado en Pedagogía. En 2016, fue reconocida con el premio Positive Impact Awards 2016 de Hispanicize, en la mención Desarrollo Profesional y luego logró ganar el premio como Personaje del Año 2016 con el apoyo del voto popular. Además, fue ganadora del Chattanooga’s Vote La Paz de Chattanooga Latino Leadership Award 2016 y fue oficialmente proclamada por el consejo de dicha ciudad como inmigrante de valioso aporte a la sociedad americana.

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.