La cultura, dinámica grupal donde resalta lo individual

La cultura, dinámica grupal donde resalta lo individual

Bien está claro que sin el aporte grupal es imposible hacer cultura. Por otro lado, hay que tener claro que el desarrollo del individuo y el cuidado que este le invierta a sus intereses son elementos que contribuyen con el desarrollo cultural de las comunidades. A su vez, el desarrollo económico de la sociedad se nutre a través de la combinación de perspectivas culturales, de valores individuales y de las intenciones de progreso que los líderes apoyen.

La dinámica grupal de la cultura fortalece los servicios y oportunidades. No obstante, es el individuo quien debe identificar su aporte como ente cultural singular. Además, debe cultivar dichos valores para que sean de beneficio. Llevar a cabo un autoanálisis de cada esfuerzo es buena práctica en el proceso de balancear el ser individual y lo que se comparte con otros. Aunque suene un tanto egoísta, cada persona debe enfocarse en encontrar agrado en sí mismo para poder serle de apoyo a otros. La persona tiene que pensar en lo que le favorece, al mismo tiempo que necesita integrarse para hacerse elemento de bondad en la sociedad.

Así pues, entendemos que no se puede ser parte de la dinámica grupal de la cultura sin ser pieza fuerte en el cuidado y desarrollo personal. El estar en armonía con nosotros mismos y tener motivación para crecer en todas las destrezas que deseamos avanzar, es parte de ser un ente cultural completo y que completa a otros.

#CulturePhilanthropy

Autor

Veronica Herrera

Verónica Herrera es innovadora en filantropía y educadora. A través de su experiencia de más de 20 años diseñando iniciativas culturales en la comunidad, complementada por sus estudios de investigación a nivel de doctorado, Verónica desarrolló una teoría de la motivación conocida como la "Filantropía de Cultura" (#CulturePhilanthropy). Su teoría sostiene que aportando lo positivo de la cultura se puede motivar el aporte filantrópico, el cual servirá de motor para el desarrollo económico. Su misión es educar a todos los niveles sobre el valor de la cultura como herramienta estratégica para el progreso de las comunidades. Verónica se graduó de la Universidad de Tennessee con dos licenciaturas, Idiomas y Psicología. Luego obtuvo su maestría en Pedagogía con especializaciones en Métodos de Investigación y en Literatura. Actualmente se encuentra en la fase final de un doctorado en Pedagogía. En 2016, fue reconocida con el premio Positive Impact Awards 2016 de Hispanicize, en la mención Desarrollo Profesional y luego logró ganar el premio como Personaje del Año 2016 con el apoyo del voto popular. Además, fue ganadora del Chattanooga’s Vote La Paz de Chattanooga Latino Leadership Award 2016 y fue oficialmente proclamada por el consejo de dicha ciudad como inmigrante de valioso aporte a la sociedad americana.

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.