Fabulosa Guayaquil: ¿a dónde ir y qué hacer?

Fabulosa Guayaquil: ¿a dónde ir y qué hacer?

Regresar a nuestros países de origen nos trae una sensación de placer inigualable e indescriptible. Regresé a mi ciudad para presentar mi novela en la Feria Internacional del Libro y me encontré con un mundo de celebraciones para chicos y grandes y con la calidez del país invitado, Alemania, el cual ha formado desde hace varias décadas parte de la sociedad ecuatoriana.

Fabulosa Guayaquil: ¿a dónde ir y qué hacer?Libros, actividades infantiles, actividades juveniles, charlas, talleres, presentaciones y demás, junto a la variada selección de la librería Española me hizo sumergir en ese pasado exquisito de los paseos a las ferias o a las celebraciones patrias. Obvio, menos caótico, más organizado, menos húmedo y más específico.

Aquí no solo la propuesta era cultural sino también el ambiente propicio para que empresarios, jóvenes guayaquileños se abran espacio con sus productos de moda como lo hizo Felipe Eastman con la delicada y deliciosa presentación de Biscolata, una galletita crocante rellena de crema de avellanas y chocolate.  También cabe recalcar que los escritores como Jenny Estrada, historiadora guayaquileña y escritora, un icono en nuestra sociedad, sigue estando vigente y cada día más y más seguidores de diferentes edades se suman a sus filas.

¿Dónde comer?

Acepté la invitación de mi prima y me enrumbé hacia Koktlitos, una firma que desde 1983 no ha sido nada más que éxito. Ahora administrado por otro joven empresario, hace de las noches guayaquileñas un mundo de sabores y colores entre las mezclas de licores y cocteles acompañados de platillos exquisitos como lo son la Tablita mixta con chimichurri de la casa y papas artesanales, el sanduche de lomo gratinado, las cazuelitas de lomo. Pero mi platillo favorito fue el Acevichado Burger, una deliciosa combinación de camarones, carne, queso, cebollas cristalizadas sobre pan de sésamo crujiente. Literalmente para chuparse los dedos. Pruebe las canastas de verde rellenas de carne o pollo con salsa huancaína, otra de las delicias del local y obvio, como era jueves tenía la combinación de 3×2 de tragos de la barra y copa Koktlitos. Esta promoción atrae a muchos a su nuevo local en el centro comercial Vista Plaza. La música en vivo es parte de la diversión y no es para asombrarse: jóvenes y adultos disfrutan a la par y sin inhibiciones. Es un lugar pequeño, así que dispóngase a hacer reservaciones y si está lleno, relájese con un cóctel mientras le llegan sus piqueos o lo sientan en su mesa.

Fabulosa Guayaquil: ¿a dónde ir y qué hacer?Si queremos disfrutar de un ambiente menos movido e irnos a cenar entre amigas, la mejor opción es en el centro comercial Plaza Lagos. Mikka es un restaurante upscale donde el sabor de Japón es una masterización que se diluye en la boca porque cada producto final en su menú ha sido trabajado de una manera tan profesional que al probar sus entremeses de bienvenida, sus bebidas o cualquiera de sus platillos te transporta a su tradición culinaria que ha girado siempre en torno a lo que los gastrónomos llaman Umami.

Fabulosa Guayaquil: ¿a dónde ir y qué hacer?

Panna cotta de coco y yerbaluisa del restaurante Mikka.

El chef Jonathan Bueno, originario de Perú, tuvo la cortesía de acercarse a nuestra mesa y explicarnos cada uno de los platillos escogidos; nuestro mesero, muy profesional, nos atendió y nos conquistó con su sonrisa y su don de gentes. Cada uno de los miembros de este equipo tiene claro el concepto de hospitalidad y por eso felicitamos a Mikka. Recomendamos como postre la deliciosa panna cotta de coco y yerbaluisa, es ligeramente dulce, refrescante y muy aromática, una fusión de sabores que alegremente decorados te deja deseando más. Asimismo agradecidas por el entremés de cortesía elaborado con pastel de zanahoria, con una galletita crujiente. Existen alrededor otras opciones de acuerdo al gusto de cada quien. Recomendación: llame y haga su reservación, en horas pico el tráfico en la ciudad es inaguantable.

Fabulosa Guayaquil: ¿a dónde ir y qué hacer?Pero seguimos con opciones gastronómicas y es que en Ecuador hay de sobra. Me siento orgullosa de nuestra gastronomía y también de las fusiones que se cuecen en los distintos establecimientos. En mi país se cocina con el alma y con el corazón. Visité Mi Tierra en Las Terrazas: es un lugar cálido con comida muy típica ecuatoriana donde puedes ir a desayunar o sencillamente a degustar de las delicias y de la buena atención rodeada de colores vivos y una decoración que me hizo recordar nuestras “chivas “ que en antaño se usaban como medio de transporte. Anímese y disfrute de unos Llapingachos, de un Ceviche o de un suculento arroz con camarones, de empanaditas de verde con queso o de un seco de gallina.

Hospitalidad, cultura y más

Fabulosa Guayaquil: ¿a dónde ir y qué hacer?

Hotel Oro Verde, cálida hospitalidad y excelente servicio.

Dentro de nuestra cultura de hospitalidad tenemos al Oro Verde, un hotel donde se refleja la elegancia ecuatoriana y el buen servicio, cuya visión es una de las más consolidadas en la cultura hotelera ecuatoriana. Desde el personal de recepción, botones, personal de la cafetería El Patio y de su Gourmet Deli se esmeraron por hacer de mi experiencia algo inolvidable. A cada uno de ellos los llevo de regreso en mi memoria porque son gente que no hace un trabajo por obligación sino por placer.

Fabulosa Guayaquil: ¿a dónde ir y qué hacer?

Vía Margutta Gallery.

Ahora bien, existen muchos lugares donde ir y uno de ellos es Vía Margutta Gallery, ubicada en el Barrio de las Peñas, donde la experiencia de catar una selección de vinos de primera junto a sus delicadas tapas, más el ambiente elegante de una galería europea con arte ecuatoriano, me hizo emocionar sobremanera debido a que el principio de su historia es parte de mi niñez. El esfuerzo de Piero Miranda y su familia en rendirle honor a uno de nuestros más grandes exponentes del arte visual como lo fue el pintor Luis Miranda Neira se ha convertido en el lugar para cultivar el buen gusto y el amor por el arte. Con su vista al río y con una brocheta a base de miel de higo, queso manabita y sal prieta, deleité mi paladar la última noche en mi Ciudad Perla.

Pero no solo hablemos de las galerías o de los museos que existen muchos y muy variados con eventos gratuitos y privados. Hablemos también de las mujeres y el arte, de las mujeres guayaquileñas que se reinventan y que hacen sus sueños realidad después de haber cumplido con una profesión y un matrimonio y haber enviado a los hijos a la universidad. Este es el caso de una querida y admirada artista, Bonnie López Grau, quien como yo, decidió que era el momento de resurgir y de transmutar. Sus obras de arte han sido exhibidas con éxito tanto en Guayaquil como en el extranjero, sus memorias incorruptibles y coloridas de su niñez y de su juventud unidas a las visiones de sus interminables viajes han hecho que esta artista se posicione como una de las mujeres más importantes del mundo del arte. Callada, alegre, con una visión de que la vida hay que disfrutarla al máximo, haciendo y amando lo que hacemos, nos dejó curiosear en su pequeño estudio sus futuras obras, las que ahora está exhibiendo en Portugal.

Otra mujer talentosa, Mildred Amador Carbo, aprendió a resurgir como el Ave Fénix. Con su talento en repostería ha montado desde hace dos años su negocio Mildred and Company, el cual deleita a grandes y a chicos y a los paladares más exigentes de la ciudad. Las mujeres guayaquileñas tienen la madera de un guerrero y por eso, desde nuestra revista queremos dar a conocer las historias que conocemos en nuestros viajes.

El hipódromo es otra de nuestras tradiciones como guayaquileños. Las carreras de caballos han sido parte de nuestra cultura y somos muy apasionados al momento de apostar a uno de estos bellos ejemplares.

En el Hipódromo Miguel Salem Dibo disfrutamos de una buena fritada, de los helados Salcedo y de la compañía de excelentes jinetes que se destacan en la hípica ecuatoriana. “Cabeza a Cabeza Ecuador” nos invitó a una tarde de apuestas, entrevistas y celebraciones. Les quedamos agradecidos por la atención.

Como ya nos toca despedirnos, queremos sugerirles que se animen a visitar mi país, mi ciudad, mi tierra, la tierra de la República del Cacao, donde ofrecemos el mejor chocolate del mundo en infinidad de opciones. Si planeas una visita, no te olvides de visitar Cuenca y Loja, Manabí o El Oro y si quieres un viaje ecológico y lleno de naturaleza aislado de los teléfonos móviles y de la civilización, no te caería mal ir al Amazonas o a Galápagos. La serranía es espectacular y también descubrirás tesoros agradables que no existen en otras latitudes.

 

 

Categorías: Destinos

Autor

Margarita Dager-Uscocovich

Nacida en Guayaquil – Ecuador, formé parte del equipo editorial de la revista del Colegio Urdesa High School como editora fundadora. El residir en varios países de Europa y América me ha dado la oportunidad de enriquecerme de su cultura, lo que me permite tener una visualización diversa y distinta para comunicar sentimientos y emociones a través de mis escritos. He sido colaboradora en algunos editoriales de Mundo Latino Newspaper en Charlotte, Carolina del Norte, con trabajos de opinión, gastronomía y salud en el periódico La Noticia de esta ciudad.

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.