El Brasil colorido de Gilson Martins

El Brasil colorido de Gilson Martins

Comenzó desde muy joven a crear obras sobre tela y a confeccionar bolsos que vendía a familiares y amigos. Nacido en lo alto del Santo Cristo en Río de Janeiro, el paisaje circundante se adueñó de él, marcándolo con tal profundidad que todas sus creaciones están impregnadas por esas formas sinuosas tan características que todo el mundo distingue: Pan de Azúcar, Ipanema y Copacabana, en fin, un Brasil que se refleja hoy en sus carteras y otras propuestas.

 

Gilson Martin 4

Gilson Martin, todo un creador

Decir que Brasil se lleva en un bolso o una cartera a través de un Gilson Martins es quedarse corto. El artista brasileño deslumbra por mucho más. Una creatividad desbordante, tanto como la propia belleza de su Río de Janeiro natal. Este carioca es una clara demostración de cómo perseverar por un sueño y luego ver el lado comercial para construir una marca que no sólo lo identifica en el mapa de los diseñadores. Más allá Martins es hoy por hoy un embajador de Brasil para el mundo entero, bien sea usando sus llaveros, portando un bolso, o yendo a una de sus exposiciones, porque hasta en el Lovre ha estado.

Hace 33 años que Martins desarrolló su primera mochila, con sobras del taller de su padre: lona para sillas de playa. Le dio un diseño funcional y creó una pieza muy resistente que llamó la atención de sus compañeros y profesores de la universidad. Su vena artística le venía desde muy niño. Sus primeros diseños no estaban comprometidos con lo comercial, por eso era libre para jugar con el color y las telas. De esos tiempos, sólo quedan los recuerdos, pues nunca Gilson fue consciente del gran éxito que tendría.

En el año 1982 establece G.Blues y empieza a proveer de bolsos a las mejores marcas de Río de Jaineiro y de allí, a labrarse un nombre propio en la moda. Company, Shop 126, Fabricato, Cantão, Anonimato y Salinas vendieron sus bolsos y ayudaron a establecer su nombre en el mercado de la moda brasileña.

Gilson Martins 3

El Pan de Azúcar. ¿Quién no quiere un bolso como este?

Sus carteras escultóricas nacieron en 1993 y son las que le dieron la vuelta al mundo y colocaron su nombre en los medios de comunicación. Llamativas, atractivas, sorprendieron en la Semana de la Moda de Río de Janeiro y lo posicionaron como el primer diseñador en usar la bandera brasileña en sus bolsos y accesorios, lo que llamó la atención del gobierno para presentar su obra como una referencia hacia el público en general. Una Gilson Martins es un pedacito de Brasil.

Son múltiples los reconocimientos a través de premios por su obra y exposiciones. La creatividad de este carioca y su necesidad de compartir con el amplio público, que gusta de sus creaciones siempre vanguardistas, le llevan a abrir tiendas en Ipanema, Atlántica y Copacabana.

 

París a la vista con sabor brasileño

Durante el Mundial de Fútbol del año 1998, invitado por el Gobierno de Brasil, participa en una exposición en el Museo del Louvre en París. Allí exhibió sus pinturas, surgió como artista y claro está su inspiración en su Río natal, impregnó toda la muestra. Brasil es su consigna.

Gilson Martins 1

Su tienda. Brasil es su consigna

Marcas como L’Oreal, Coca-Cola y la Red Globo compraron sus diseños y el negocio siguió creciendo. Con el título de Brasil como penta campeón del fútbol mundial, la línea ‘Brasil’ celebró en grande este hito deportivo. Como diseñador y creativo, un reconocimiento muy importante es el ofrecido por la Editora de Río y la Universidad Estácio de Sá con un libro donde es citado como ‘personalidad de la moda’, siendo incluido en la sección ‘Gente’.

Sus productos invaden las Galerías Lafayette y Printemps en el año de Brasil en Francia. Ya siendo un nombre consolidado en el mercado, Gilson Martins celebra sus éxitos aportando un nuevo concepto ecológico con su línea “Noble Trash”, donde el reciclaje y la responsabilidad social se vinculan con el diseño contemporáneo.

Sus colecciones inspiradas en el fútbol se expusieron en la Galería de Berlín y Munich durante el Mundial. “Brasil de cinco estrellas”, “Brasil Football” y “Bola en la Red” resaltaron el orgullo de Brasil en el escenario internacional.

Vestir sus bolsos con el rostro de su adorado Río de Janeiro le llevó también a ser reconocido como uno de los más destacados ex alumnos de la Escuela de Bellas Artes de los últimos 200 años. Abandonó la carrera de escenografía para marcar tendencia en el negocio de la moda. Una decisión que tomó más por necesidad de expresión y una búsqueda comercial que lo llevó por muy buen camino.

Gilson Martins 2

Sus múltiples diseños

Su historia ahora se narra en libros, como el de la editora Estação de Letras e Cores que relata su biografía actualizada en “Viajando no Design”. También resalta que fue homenajeado por el Comité de Candidatura de Río 2016, por su contribución en la inédita e histórica selección de Río de Janeiro como sede de los juegos olímpicos. Martins integró la comitiva brasileña en Copenhague, Dinamarca, como reconocimiento a su trabajo de divulgación y valoración sobre Río de Janeiro.

Un bolso único, encargado por el Gobierno de Brasil, diseñó Martins para el presidente Obama y la primera dama, basando su diseño en los mosaicos de la Iglesia Nossa Senhora da Penha.

Más allá de sus bolsos y accesorios, cuenta también con la línea Home. Todas sus creaciones son sostenibles, por lo cual ha recibido premios nacionales. Ha participado en la Semana de la Moda en Milán, Italia, innovando con novedosas propuestas. Sus famosos Sugar Loaf, los escultóricos bancos con forma del Pan de Azúcar, fueron comprados por la ONU para decorar el salón de los Jefes de Estado durante la Río +20. Actualmente, están en los departamentos de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente del Palacio Itamaraty, en Brasilia.

Diseños verdeamarela para todos

Gilson Martin 5Gilson Martins es como vemos, mucho más que carteras y bolsos. De sus padres, el diseñador aprendió a reciclar sobrantes para emprender con creatividad la confección de almohadas, forros de equipos electrónicos, bolsitos y llaveros, cuyo volumen de ventas le permitió consolidarse con tiendas propias y hasta vender desde su página web para cualquier lugar del mundo y sin importar si se habla o no portugués.

Eso sí, no es sólo para mujeres. Los clásicos masculinos destacan por la sobriedad, líneas más limpias, colores puros y simpleza, incluyendo su toque de picardía. La conquista del mercado latino está en la mira de este brasileño, quien ya empezó por marcar en su agenda a Argentina. Seguro ya piensa en otros mercados más al norte. Eso sí, veremos el paisaje carioca, bañado de colores osados, llenar nuestras aspiraciones por piezas de diseño vanguardistas.

Evelyn Navas @EcnaproAsesoria

 

Categorías: Cultura

Autor

Evelyn Navas

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Su experiencia se centra en comunicaciones corporativas y manejo estratégico de redes sociales. Actualmente ejerce la dirección de su agencia Ecnapro Asesoría Comunicacional. Ha escrito para diversos medios de comunicación en Venezuela y en el exterior en áreas como gerencia, negocios, música, bienestar y arte. A través de perfiles le gusta indagar en la personalidad de aquel que transforma el mundo con sus acciones y sentimientos. La vida es apasionante y merece ser narrada. Le contactan en @EcnaproAsesoria.

Escribir un comentario…

<