Creatividad sin límites a punta de fósforos

Creatividad sin límites a punta de fósforos

Los palillos o cerillos (fósforos) son la base que sirve para dar vida a las creaciones de Patrick Acton, quien desde Gladbrook en Iowa, Estados Unidos, ha logrado cautivar a muchos con su meticulosidad y atención al detalle.

 

escultura de fosforo hombre manos abiertaDe niño, en su natal Greene en Iowa, Patrick Acton descubrió que podía transformar casi cualquier cosa. A su bicicleta le puso un motor de cortadora de césped y andaba ‘volando’ en ella por las colinas cercanas a la gran familiar. También construyó una casa en el árbol del jardín con paredes y ventanas de vidrio, revestimiento pintado y hasta una estufa de calefacción. Y hasta se aventuró con la reconstrucción de un viejo automóvil Ford modelo T.

Así que con toda esa experiencia no era de extrañar que emprendiera la experimentación con cerillos o fósforos, aún siendo un profesional egresado de la University of Northern Iowa. La fama le vendría con un pasatiempo que ejerció con pasión y que hoy se exhibe en diversos museos del mundo.

El límite es el cielo

esculturas de fosforos 2Esa frase le va muy bien a este artista que cortó más de 300 mil cerillos (quitándoles la cabeza de azufre) y más de 55 litros de pegamento para madera, sólo para hacer una impresionante réplica de la Catedral de Notre Dame. Otra maqueta que llamó la atención fue la de la fragata USS Constitution. Su ingenio no ha tenido límites. Con cerillos y pegamento ha construido de todo.

En su afán contactó a la fábrica de sus cerillos preferidos y ésta le respondió con prontitud con cerillos a medida sin la cabeza de azufre. En su haber tiene más de 60 modelos, que sorprenden por la extraordinaria precisión y parecido con las estructuras originales. En algunos hasta ha empleado más de 600 mil cerillos y cerca de dos a tres años para su construcción. Cada año, Patrick Acton, ya tiene un modelo en ciernes.

esculturas fosforo torreJubilado de su trabajo como asesor estudiantil, Acton aceptó un acuerdo con Believe It or Not de Ripley para construir modelos para sus museos, donde ya se exhiben más de una docena de sus piezas. Hasta una réplica del nuevo World Trade Center en Nueva York, en el cual el artista empleó la cifra de los cuatro millones de cerillos.

Ingenio es poco para este artista que creó el Matchstick Marvels Tourist Center en Gladbrook, Iowa. Patrick Acton cuenta con un modelo a escala de la Escuela de Magia y Hechicería Hogwarts, exhibida actualmente en The House of Katmandu en Mallorca, España.

Su réplica de la ciudad de Minas Tirith de El Señor de los Anillos, donde empleó 420.000 cerillos y 24.000 pequeños bloques de madera para la construcción de Monte Mindolluin, que soporta la enorme estructura de fósforo, es simplemente sorprendente.

Evelyn Navas @EcnaproAsesoria

Comentarios

comentarios

Categorías: Cultura y Literatura

Autor

Evelyn Navas

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Su experiencia se centra en comunicaciones corporativas y manejo estratégico de redes sociales. Actualmente ejerce la dirección de su agencia Ecnapro Asesoría Comunicacional. Ha escrito para diversos medios de comunicación en Venezuela y en el exterior en áreas como gerencia, negocios, música, bienestar y arte. A través de perfiles le gusta indagar en la personalidad de aquel que transforma el mundo con sus acciones y sentimientos. La vida es apasionante y merece ser narrada. Le contactan en @EcnaproAsesoria.