Cada mañana las gaviotas danzan, un poema de Eduardo Escalante 

Cada mañana las gaviotas danzan, un poema de Eduardo Escalante 

Hacer claudicar lo negativo, dejar que la luz penetre por los agujeros y colme nuestras horas; que nada detenga los sueños, son nuestras llaves para la felicidad. Hay que estar atentos.

 

Cada mañana las gaviotas danzan

Cada mañana otro capítulo donde se ancla una rutina o una

novedad. Paso a paso. Cada mañana enunciando lo visible e intentando

atrapar lo invisible.

Algo más que un catálogo de actos a delinear.

Horas para contar una historia mejor. Quien no.

Un jardín de suculentas, entonces. Hermosas formas

coloreando las escena, algunas se tiñen con los pinceles

prestados de Van Gogh.

Sí, agua pero con una atención cercana. Una nueva voz me llama,

ayer se engolosinó con el sol.

Atento, el amor siempre despierta al dragón y de repente

está en todas partes. Listo.

Camina por tus sueños /invéntate un futuro.

Autor

Eduardo Escalante

Chileno. Licenciado en Lingüística y Literatura, Universidad de Chile. Magister en Ciencias Sociales, Universidad de Gales, Gran Bretaña. Es escritor e investigador (Universidad Juan Agustín Maza y en la Fundación Universitas, Mendoza, Argentina). Ha publicado diversos artículos científicos en revistas con referato en Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Nicaragua, España, también varios libros sobre investigación y estadística en Chile y Argentina. Ha sido incorporado a los sitios Arte Poética, Proyecto patrimonio cultural, escritores y poetas en español, Letras de Chile que han publicado varios de sus poemas. Ha escrito cientos de poemas inéditos. Revistas de Argentina, Dinamarca, España han publicado algunos de sus poemas. Publicó en Amazon: “Caminando la existencia con la voz”.

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.