Cómo debe alimentarse la futura mamá

Cómo debe alimentarse la futura mamá
Susana Morffe

Susana Morffe

Una de las etapas más importantes en la vida de una mujer es la espera de un hijo y se disfrutará más si maneja ciertos conocimientos en cuanto a su alimentación para adecuarse a los niveles óptimos de salud tanto para la futura madre como para el bebé por llegar.

En esta nueva etapa para la mujer, aumentan las necesidades de proteínas, vitaminas y minerales y algo muy importante que recomiendan los médicos, es el control del peso de la mujer, siendo un aspecto que el médico va evaluando con el fin de mantener una buena salud materno fetal. Hacer dieta, sin el control médico durante el embarazo no es lo más apropiado y muchas mujeres deciden convertir su alimentación en 100% vegetariana. De ahí que a las mujeres vegetarianas les surge la duda de si su dieta es compatible con su estado.

Según los expertos en nutrición, algunos tipos de vegetarianismo como los que incluyen lácteos y huevos son seguros durante esta etapa pero solo si se suplementan con hierro y vitamina B12. El resto son dietas carenciales tanto durante el embarazo como en situaciones normales. En cualquier caso es preciso que esté bien planificada para evitar deficiencias nutricionales.

Una dieta vegetariana es aquella que se caracteriza por la no ingesta de alimentos de origen animal como carne, pescado o marisco, así como aquellos productos que puedan contenerlos. Existen tres tipos de dietas vegetarianas: – Lacto-ovo-vegetariana. Las personas que optan por este tipo de dieta consumen cereales, verdura, fruta, legumbres, lácteos y huevos, pero ni carne ni pescado. – Lacto-vegetariana. Excluyen la carne, el pescado y los huevos. – Vegana. Es la más estricta. En este tipo de alimentación no tiene cabida ningún alimento de origen animal (carne, pescado, huevos, lácteos…) Las dos variantes más frecuentes son la lacto-ovo-vegetariana y la vegana, aunque también es cierto que los especialistas se están encontrando con otro tipo de dietas vegetarianas o casi vegetarianas, como las dietas macrobióticas, que se basan principalmente en el consumo de cereales, legumbres y verduras y, en menor medida, frutas, frutos secos y semillas. Los nutricionistas aseguran que una dieta vegetariana equilibrada y bien planificada puede tener beneficios para la salud (niveles más bajos de colesterol, menor riesgo de cardiopatías, hipertensión y diabetes tipo 2, etc.) pero ha de suplementarse casi siempre para que resulte equilibrada.

La mujer embarazada debe cuidar su alimentación.

La mujer embarazada debe cuidar su alimentación.

El tipo de vegetarianismo más aconsejable es el lacto-ovo-vegetariano debido a su carácter más completo en el consumo de proteínas y otros aminoácidos esenciales como hierro, calcio, vitamina C, D, B12 y B2, nutrientes importantes que en la vegana  resultan deficitarios.

Durante esta etapa, se debe aumentar ligeramente la ingesta de energía, pero no más de 300 kilocalorías al día, nada que ver con “comer por dos” como antes se pensaba. Además, se requerirá un incremento de proteínas, minerales (hierro, calcio, zinc, yodo y magnesio) y vitaminas (ácido fólico, vitamina C y vitamina D) con el fin de conseguir un desarrollo fetal óptimo. – Con la dieta vegetariana pura, es decir la vegana, la ingesta de proteínas está disminuida, porque aunque incluye proteínas de origen vegetal éstas no son de alto valor biológico porque no contienen todos los aminoácidos esenciales. Además, al rechazar los lácteos, el consumo de calcio será insuficiente.

El déficit fundamental de esta dieta se encuentra en la vitamina B12, que no existe en los vegetales. Su carencia produce anemia perniciosa y alteraciones del sistema nervioso, por lo que será imprescindible una vigilancia periódica de los niveles de vitamina B12 y su suplementación en caso necesario.

Asi mismo habrá déficits de hierro, de vitamina D, de calcio y de cinc. Este tipo de vegetarianas también suelen tener niveles más bajos de vitamina C (naranja, kiwi, fresas, pomelo, melón, coles, pimientos, coliflor, peras…), hierro (almejas, berberechos, mejillones, hígado, cereales integrales, judías, maíz, pepino…) , zinc (carne roja, cerdo, cordero, marisco, huevos, lácteos…) vitamina B12 (carne, el pescado y los productos lácteos) y B2 (nueces, cereales, leche, huevos, vegetales de hoja verde y carnes magras) que las mujeres no vegetarianas, por lo que, en caso de llevar este tipo de dieta, lo aconsejable es que consulten con el ginecólogo desde el principio de la gestación para que les aconseje en cada caso cómo complementar las carencias que pudieran tener.  – En las dietas lacto-ovo-vegetarianas, aunque no toman carne ni pescado, obtienen la mayoría de estos nutrientes necesarios para la salud de la madre y del feto de los lácteos y del huevo. Los niveles de calcio y vitamina D no estarán bajos si se consumen los lácteos suficientes pero si los de vitamina B12 y de hierro. – Todas las embarazadas sea cual sea su dieta tendrán que suplementar la dieta con ácido fólico y con yodo; la ingesta diaria recomendada es de 400 microgramos y 200 microgramos, respectivamente. La vitamina D, que ayuda a la absorción del calcio, también es interesante para las embarazadas, vegetarianas o no. Hay muy pocos alimentos naturales que la contengan, pero se puede obtener a partir de alimentos suplementados, como la leche y sus derivados, y mediante la exposición moderada al sol. Es suficiente con 5 o 15 minutos de exposición solar diaria en la cara, manos y antebrazo para conseguir la cantidad adecuada de vitamina D.

Susana Morffe

@susanamorffe

Fuente: Pulevasalud

Autor

Susana Morffe

Soy Periodista, egresada de la Universidad Central de Venezuela, año 1985 como licenciada en Comunicación Social. Mi trabajo lo desempeño en medios de comunicación impresos de Venezuela y en la radio como locutora y he sido distinguida con varios reconocimientos. Actualmente me dedico a escribir en redes sociales y hago actividad de Community Manager. Escribo semanalmente en mi blog titulado "Entre Cielo y Tierra" sobre la situación política de mi país. (susanamorffe.blogspot.com) Recientemente me incorpore a la plantilla de Escribidores del portal La Nota Latina

Escribir un comentario…

<