Alerta ante la falta de comunicación contigo

Alerta ante la falta de comunicación contigo

 

foto de Clara Franco

Clara Franco

Cuando el cuerpo habla, el alma también

Muchas veces no escuchamos lo que nuestro cuerpo nos dice a gritos y simplemente dejamos que una persona externa, nos diga que tenemos que hacer, tome esto, cuatro gotas de aquello, coma sano, camine todos los días. En algunos casos, son más severos los lineamientos.

Y aunque no todas las directrices externas son malas, sino todo lo contrario es para mejorar nuestro cuerpo; que pasa con nuestra alma, que dicen nuestras emociones, cuál es el mensaje de lo que está pasando?.

Amigo, amiga, pare, deje la angustia y respire; siéntese y pregúntele a su cuerpo que pasó y porque llegó una dolencia a ese extremo; tiene la fortuna de poseer un cuerpo perfecto….pero que pasó, que ya no lo es.

Órganos y emociones

Órganos y emociones

Hable con su dolencia, investigue la relación de esta con sus emociones, el tipo de vida que ha llevado; detente, medita y actúa. Pregúntale a la dolencia el porqué está contigo e inicia un proceso de reconciliación con tu vida.

El libro de Louise L. Hay “Usted puede sanar su vida” puede ser el comienzo para conocer que está sucediendo. Algunos ejemplos:

Cáncer: Herida emocional profunda, resentimientos, secretos dolorosos.

Diabetes: Tristeza profunda, carencia de la dulzura de la vida y del amor.

Artritis: Sensación de no ser amado. Críticas, resentimientos.

Y la lista es larga. Lo más importante es que inicies el camino hacia el autoconocimientos, procesar tus dolores emocionales, curar las heridas que han sucedido a lo largo de tu vida, desde la niñez hasta este momento.

Tú tienes en tus manos los hilos de la vida, dirígelos hacia tu bienestar, yo estoy en ese camino te invito a que caminemos juntos.

Mis coordenadas: Facebook : Clarín de Luz, Twitter: ClaraF21, Correo: francoclara@hotmail.com

 

Escribir un comentario…

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.